jump to navigation

Oración para un niño recién nacido enero 16, 2009

Posted by Chácara Maria de Nazaré in Conozca la doctrina Espirita, Para un niño recién nacido, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
trackback

PREFACIO

 

Los Espíritus no llegan a la perfección sino después de haber pasado por las pruebas de la vida corporal; los que están errantes esperan que Dios les permita volver a tomar

otra existencia que debe proporcionarles un medio de adelantamiento, ya sea por la expiación de sus faltas pasadas por medio de las vicisitudes, a las que se han sometido, ya sea también cumpliendo una misión útil a la Humanidad. Su adelantamiento y su felicidad futura serán proporcionados a la manera como habrán empleado el tiempo que deben pasar en la Tierra. El encargo de guiar sus primeros pasos y dirigirles hacia el bien está confiado a sus padres, que responderán, ante Dios, por la manera como hayan cumplido su mandato. Fue para facilitarles esta ejecución, que Dios hizo del amor paternal y del amor filial una ley de la Naturaleza, ley que jamás es violada impunemente.

 

 

ORACIÓN:

 

 

Dios de bondad, puesto que habéis tenido a bien permitir al Espíritu de este niño que venga de nuevo a sufrir las pruebas terrestres para hacerle progresar, dadle la luz a fin de que aprenda a conoceros, amaros y adoraros. Haced, por vuestra omnipotencia, que esta alma se regenere en el manantial de vuestras divinas instrucciones; que bajo el amparo de su ángel de la guarda, su inteligencia crezca, se desarrolle y le haga aspirar a aproximarse cada vez más a vos; que la ciencia del Espiritismo sea la luz brillante que le ilumine a través de los escollos de la vida; que sepa, en fin, apreciar toda la inmensidad de vuestro amor, que nos prueba para fortificarnos.

 

Señor, echad una mirada paternal sobre la familia a la que confiaste esta alma; que pueda comprender la importancia de su misión y haced germinar en este niño las buenas semillas, hasta el día en que él mismo pueda, por sus propias aspiraciones, elevarse sólo hacia vos.

 

Dignaos, oh Dios, escuchar esta humilde plegaria en nombre y por los méritos del que dijo: “Dejad a los niños venir a mí, porque el reino de los cielos es para los que se les asemejen”.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Estás invitado a orar con nosotros – todos los Viernes, una nueva súplica

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

About these ads

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: