jump to navigation

Manifestaciones visuales: preguntas sobre las apariciones mayo 18, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
add a comment

De todas las manifestaciones espiritistas, las más interesantes son, sin contradicción, aquellas por las cuales los Espíritus pueden hacerse visibles. Se verá por la explicación de este fenómeno que, como los otros, nada tiene de sobrenatural. A continuación ponemos las respuestas que con este objeto han dado los Espíritus.

1. ¿Los Espíritus pueden hacerse visibles?

“Sí, sobre todo durante el sueño; sin embargo, ciertas personas los ven también durante la vigilia, pero es más raro.”

Observación. – Mientras que el cuerpo descansa, el Espíritu se desprende de los lazos materiales; es más libre y puede más fácilmente ver a los otros Espíritus con los cuales entra en comunicación. El sueño no es más que el recuerdo de este estado; cuando uno no se acuerda de nada, se dice que no ha soñado, pero el alma no ha dejado de ver y gozar de su libertad. Nosotros nos ocupamos más especialmente aquí de las apariciones en estado de vigilia.

2. Los Espíritus que se manifiestan a la vista, ¿pertenecen más bien a una clase que a otra?

“No, pueden pertenecer a todas las clases, a las más elevadas como a las más inferiores.”

3. ¿Es dado a todos los Espíritus el manifestarse visiblemente?

“Todos lo pueden; pero para esto no tienen siempre el permiso ni la voluntad.”

4. ¿Cuál es el fin de los Espíritus que se manifiestan visiblemente?

“Esto depende de su naturaleza; el fin puede ser bueno o malo.”

5. ¿Cómo puede darse este permiso cuando el fin es malo?

“Entonces es para probar a aquellos a quienes se aparecen. La intención del Espíritu puede ser mala, pero el resultado puede ser bueno.”

6. ¿Cuál puede ser el fin de los Espíritus que tienen mala intención haciéndose ver?

“Asustar y muchas veces vengarse.”

- ¿Cuál es el de los Espíritus que vienen con buena intención?

“Consolar a las personas que los lastiman, probar que existen y están cerca de vosotros, dar consejos y algunas veces reclamar asistencia para ellos mismos.”

7. ¿Qué inconveniente habría en que la posibilidad de ver los Espíritus fuese permanente y general? ¿No sería esto un medio de quitar las dudas de los más incrédulos?

“Estando el hombre constantemente rodeado de Espíritus, su visión incesante le alteraría, le mortificaría en sus acciones y le quitaría su iniciativa en la mayor parte de los casos, mientras que creyéndose solo obra más libremente. En cuanto a los incrédulos, bastantes medios tienen de convencerse si quieren aprovecharse y si no les ciega el orgullo.

Sabéis muy bien que hay personas que han visto y que por esto no creen más, puesto que dicen que son ilusiones. No os inquietéis por estas gentes; Dios se encarga de ellas.”

Observación. – Habría tanto inconveniente en verse constantemente en presencia de los Espíritus, como en ver el aire que nos rodea, o los millares de animales microscópicos que pululan alrededor de nosotros y sobre nosotros. De donde debemos deducir que lo que Dios hace está bien hecho, y que sabe mejor que nosotros lo que nos conviene.

8. Si la visión de los Espíritus tiene inconvenientes, ¿por qué se permite en ciertos casos?

“Con el fin de dar una prueba de que todo no muere con el cuerpo, y que el alma conserva su individualidad después de la muerte. Esta visión pasajera basta para dar esta prueba y atestiguar la presencia de vuestros amigos a vuestro lado; pero no tiene los inconvenientes de la permanencia.”

9. ¿En los mundos más avanzados que el nuestro la visión de los Espíritus es más frecuente?

“Cuanto más el hombre se acerca a la naturaleza espiritual, más fácilmente entra en relación con los Espíritus; lo grosero de vuestra envoltura es lo que hace más difícil y rara la percepción de los seres etéreos.”

10. ¿Es racional asustarse por la aparición de un Espíritu?

“El que reflexiona debe comprender que un Espíritu, cualquiera que sea, es menos peligroso que un viviente. Por los demás, los Espíritus van por todas partes y no hay necesidad de verlos para saber que podéis tenerlos a vuestro lado. El Espíritu que quisiera dañar puede hacerlo sin dejarse ver y quizás más aun; no es peligroso porque sea Espíritu, sino más bien por la influencia que puede ejercer sobre el pensamiento desviando del bien e induciendo al mal.”

(…)

20. Aquellos que ven a los Espíritus ¿los ven por los ojos?

“Ellos lo creen; pero en realidad el alma es la que ve, y lo que lo prueba es que pueden verse con los ojos cerrados.”

(…)

28. ¿Los Espíritus pueden hacerse visibles bajo otra apariencia que la forma humana?

“La forma humana es la forma normal, el Espíritu puede variar su apariencia, pero siempre es el tipo humano.”

- ¿No pueden manifestarse bajo la forma de una luz?

“Pueden producir llamas, luces, como cualesquiera otros efectos, para atestiguar su presencia; pero estas cosas no son los mismos Espíritus. La llama muchas veces sólo es una ilusión óptica o una emanación del periespíritu; en todos los casos no es más que una parte de éste; el periespíritu no aparece entero sino en las visiones.”

29. ¿Qué pensaremos de la creencia que atribuye los fuegos fatuos a la presencia de almas o Espíritus?

“Superstición producida por la ignorancia. La causa física de los fuegos fatuos es bien conocida.”

- La llama azul que apareció, según se dice, sobre la cabeza del niño Servius Tullius, ¿es una fábula o una realidad?

“Era real, fue producida por el Espíritu familiar que quería advertir a la madre. Esta madre, médium vidente, había apercibido un rayo del Espíritu protector de su hijo. Todos los médiums videntes no ven al mismo grado, así como vuestros médiums escribientes no escriben todos la misma cosa. Mientras que esta madre sólo veía una llama, otro médium hubiese podido ver el mismo cuerpo del Espíritu.”

30. ¿Los Espíritus podrían presentarse bajo la forma de animales?

“Puede suceder; pero los que tomen estas apariencias son siempre Espíritus muy inferiores. En todos los casos esto sólo sería una apariencia momentánea; porque sería absurdo el creer que un animal cualquiera pudiese ser la encarnación real de un Espíritu. Los animales son siempre animales y no otra cosa.

Observación. – Sólo la superstición puede hacer creer que ciertos animales están animados por Espíritus; es preciso una imaginación muy complaciente, o bien afectada, para ver alguna cosa sobrenatural en circunstancias un tanto extravagantes, con las cuales se presentan algunas veces; pero el miedo hace ver con frecuencia lo que no existe. El miedo no siempre es el origen de esta idea; hemos conocido una señora muy inteligente por cierto, que se aficionó más de lo regular a un gatazo negro, porque le creía de una naturaleza “sobreanimal”; pero no había oído jamás hablar del Espiritismo; si lo hubiera conocido, le habría hecho comprender lo ridículo de la causa de su predilección, probándole la imposibilidad de semejante metamorfosis.

Extraído del Libro de los Médiums, versión del sitio Dominio Público.

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

******

Para leer más:

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

- Sección Preguntas & Respuestas

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Las categorías de espiritistas abril 20, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , , ,
add a comment

Entre los convencidos por medio de un estudio directo pueden distinguirse:

 

1º Los que creen pura y simplemente en las manifestaciones. El Espiritismo es para ellos una simple ciencia de observación, una serie de hechos más o menos curiosos; a éstos les llamaremos “espiritistas experimentadores”.

 

2º Los que ven en el Espiritismo otra cosa más que los hechos; comprenden a parte filosófica; admiran la moral que se deduce, pero no la practican. Su influencia sobre su carácter es insignificante o nula; nada cambian en sus costumbres, y no se privarían de un solo goce; el avaro es siempre miserable, el orgulloso siempre lleno de sí mismo, el envidiado y el celoso siempre hostiles; para ellos la caridad cristiana sólo es una bella máxima: éstos son los “espiritistas imperfectos”.

 

3º Aquellos que no se contentan con admirar la moral espiritista, si no que la practican y aceptan con todas sus consecuencias. Convencidos que la existencia terrestre es una prueba pasajera, procuran sacar provecho de sus cortos instantes para marchar en el camino del progreso, el único que puede elevarles en la jerarquía del mundo de los Espíritus, esforzándose en hacer el bien y en reprimir sus malas inclinaciones; sus relaciones son siempre seguras, porque su convicción les aleja de todo mal pensamiento.

 

En todas sus cosas la caridad es la regla de su conducta: éstos son los “verdaderos espiritistas”, o mejor dicho, los “espiritistas cristianos”.

 

4º Hay, en fin, los “espiritistas exaltados”. La especie humana sería perfecta si sólo tomara siempre la parte buena de las cosas. En todo, la exageración es dañosa; en Espiritismo da una confianza demasiado ciega y a menudo pueril en las cosas del mundo invisible, y hace aceptar, muy fácilmente y sin comprobación, lo que la reflexión y el examen demostrarán lo absurdo y la imposibilidad; pero el entusiasmo no reflexiona, ofusca. Esta especie de adeptos es más dañosa que útil a la causa del Espiritismo; éstos son los menos a propósito para convencer, porque se desconfía con razón de su criterio, son, de muy buena fe, el juguete, ya de los Espíritus mixtificadores, ya de los hombres que procuran explotar su credulidad. Si ellos debían sufrir solos las consecuencias, el mal sería a medias; lo peor es que dan, sin querer, armas a los incrédulos que buscan con ahínco más bien las ocasiones de divertirse que de convencerse, y no dejan de atribuir a todos el ridículo de algunos. Ciertamente esto no es ni justo ni racional; pero ya se sabe, los adversarios del Espiritismo sólo reconocen su razón como la más elegida, y conocer a fondo aquello que hablan, es el menor de sus cuidados.

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

 

Lo maravilloso y lo sobrenatural marzo 30, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

Si la creencia en los Espíritus y en sus manifestaciones fuese una concepción aislada, el producto de un sistema, podría con alguna apariencia de razón ser sospechosa de ilusión; pero que se nos diga ¿por qué se la encuentra tan viva entre todos los pueblos antiguos y modernos, y en los libros santos de todas las religiones conocidas? Esto es, dicen algunos críticos, porque en todo tiempo el hombre ha amado lo maravilloso. – ¿Qué es, pues, lo maravilloso según vosotros? – Lo que es sobrenatural. – Qué entendéis por sobrenatural? – Lo que es contrario a las leyes de la naturaleza. - ¿Acaso conocéis estas leyes con tanta perfección que os sea posible marcar un limite a la potencia de Dios? ¡Pues bien! Probad entonces que la existencia de los Espíritus y sus manifestaciones son contrarias a las leyes de la naturaleza; que esto no es y no puede ser una de estas leyes. Seguid la Doctrina Espiritista y ved si se eslabona con todos los caracteres de una admirable ley que resuelve todo lo que las leyes filosóficas no han podido resolver hasta este día. El pensamiento es uno de los atributos del Espíritu; la posibilidad de obrar sobre la materia, de hacer impresión sobre nuestros sentidos y por consecuencia de transmitir su pensamiento, resulta, si podemos expresarnos así, de su constituición fisiológica: luego no hay en este hecho nada de sobrenatural, nada de maravilloso. Que un hombre muerto y bien muerto, resucite corporalmente, que sus miembros dispersos se reúnan para volver a formar su cuerpo, he aquí lo maravilloso, lo sobre natural, lo fantástico; eso sería una verdadera derogación que Dios no puede cumplir sino por un milagro, pero no hay nada de esto en la Doctrina Espiritista.

 

 

 

Sin embargo, se dirá, admitís que un Espíritu puede levantar una mesa y mantenerla en el espacio sin punto de apoyo; ¿acaso no es ésto una derogación de la ley de gravedad? De la ley conocida, sí, ¿pero la Naturaleza ha dicho su última palabra? Antes que se hubiese conocido la fuerza ascensional de ciertos gases, ¿quién hubiera dicho que una pesada máquina llevando muchos hombres, pudiera triunfar a la fuerza de atracción? A los ojos del vulgo ¿no debería parecer maravilloso, diabólico? El que hubiera propuesto, hace un siglo, transmitir un despacho a 500 leguas, y recibir la contestación en algunos minutos, hubiera pasado por un loco; si lo hubiese hecho, se hubiera creído que tenía el diablo a sus órdenes, porque entonces sólo el diablo era capaz de ir tan aprisa. ¿Por qué, pues, un fluido desconocido, no tendría la propiedad en circunstancias dadas, de contrabalancear el efecto de la gravedad, como el hidrógeno contra-balancea el peso del globo aereostático? Hacemos esta observación de paso, que es una comparación, mas no una asimilación, y únicamente para demostrar, por analogía que el hecho no es físicamente imposible. Pero fue precisamente cuando los sabios, en la observación de estas especies de fenómenos, quisieron proceder por vía de asimilación que se engañaron. Por lo demás el hecho existe; todas las denegaciones no podrán hacer que no sea, porque negar no es probar; para nosotros no hay nada de sobrenatural; es todo lo que podemos decir por el momento.

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

 

Vocabulario espiritista, segunda parte marzo 9, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas, Vocabulario Espiritista.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

Véase también: Vocabulario espiritista, primera parte

 

Psycógrafo (del griego, “psuké”, mariposa, alma, y “grapho”, escribo). El que hace uso de la psycografía; médium escribiente.

 

Psycografía. Escritura de los Espíritus por la mano de un médium.

 

Psycofonía. Comunicación de los Espíritus por la voz de un médium parlante.

 

Reencarnación. Vuelta del Espíritu a la vida corporal; pluralidad de existencias.

 

Sematología (del griego, “semâ”, señal, y “logos”, discurso). Lenguaje de señales. Comunicación de los Espíritus por el movimiento de los cuerpos inertes.

 

Espirita. El que está en relación con el Espiritismo; partidario del espiritismo; el que cree en las manifestaciones de los Espíritus. “Un buen, un mal espirita, la doctrina espirita.

 

Espiritismo. Doctrina fundada sobre la creencia en la existencia de los Espíritus y en sus manifestaciones.

 

Espiritista. Esta palabra empleada en el principio para designar los adeptos del Espiritismo, no se ha consagrado por el uso; la palabra “espirita” ha prevalecido.

 

Espiritualismo. Se dice en el sentido opuesto al materialismo (academ.); creencia en la existencia del alma espiritual e inmaterial. “El espiritualismo es la base de todas las religiones”.

 

Espiritualista. Lo que tiene relación con el espiritualismo: partidario del espiritualismo. El que cree que todo en nosotros no es materia, es “espiritualista”, pero se puede ser “espiritualista” sin ser “espiritista”, lo que no implica de ningún modo la creencia en las manifestaciones de los Espíritus. Todo “espírita”, es necesariamente “espiritualista”, pero se puede ser “espiritualista” sin ser espiritista; el materialista no es ni lo uno ni lo otro. Se dice: la filosofía “espiritualista”. – Una obra escrita con las ideas “espiritualistas”. – Las manifestaciones “espíritas” son producidas por la acción de los Espíritus sobre la materia. – La moral “espírita” sale de la enseñanza dada por los Espíritus. – Hay “espiritualistas” que se ríen de las creencias “espiritistas”.En estos ejemplos la substitución de la palabra “espiritualista” a la palabra “espírita”, produciría una confusión evidente.

 

Stereotito (del griego “stereos”, sólido). Calidad de las apariciones tangibles.

 

Tiptor (del griego “tupto”, yo golpeo). Variedad de médiums aptos para la tiptología. “Médium tiptor”.

 

Tiptología. Lenguaje por golpecitos; modo de comunicarse los Espíritus. “Tiptología alfabética”.

 

Véase también: Vocabulario espiritista, primera parte

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Vocabulario espiritista, primera parte marzo 2, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas, Vocabulario Espiritista.
Tags: , , , , , , , ,
1 comment so far

Agènerè (del griego “à”, privativo, y “geine, geinomal”, engendrar; el que no ha sido engendrado). Variación de la aparición tangible; estado de ciertos Espíritus que puede revestir momentáneamente las formas de una persona viviente, a punto de hacer completa ilusión.

 

Erraticidad. Estado de los Espíritus errantes,es decir, no encarnados, durante los intervalos de sus existencias corporales. Espíritu. En el sentido especial de la doctrina espiritista, “los Espíritus son los seres inteligentes de la creación, que pueblan el universo fuera del mundo material y que constituyen el mundo invisible”. No son, pues, los seres de una creación particular, sino las almas de aquellos que han vivido sobre la Tierra o en otras esferas, y que han dejado su envoltura corporal.

 

Golpeador. Cualidad de ciertos Espíritus. Los Espíritus golpeadores son aquellos que revelan su presencia por golpes y ruidos de diferente naturaleza.

 

Medianímico. Cualidad del poder de los médiums. “Faculdad medianímica”.

 

Medianimidad. Facultad de los médiums. Sinónimo de “mediumnidad”. Estas dos palabras se emplean a menudo indiferentemente; si se quisiera hacer una distinción se podría decir que “mediumnidad” tiene un sentido más general y “medianimidad” un sentido más concreto. Hay el don de “mediumnidad”. “La medianimidad mecánica”.

 

Médium (del latin, “medium” medio, intermediario). Persona que puede servir de intermediario entre los Espíritus y los hombres.

 

Medianismo. Misión providencial de los médiums. Esta palabra ha sido creada por los Espíritus. (Véase capítulo 31; común. 12). “Mediumnidad”. (Véase Medianimidad).

 

Periespíritu (del griego, “perí”, alrededor). Envoltura semimaterial del Espíritu. En los encarnados sirve de lazo o intermediario entre el Espíritu y la materia; en los Espíritus errantes, constituye el cuerpo fluídico del Espíritu.

 

Pneumatografía (del griego, “pneuma”, aire, soplo, viento, espíritu y “grapho”, escribo). Escritura directa de los Espíritus sin el socorro de la mano del médium.

 

Pneumatofonía (del griego, “pneuma”, y de “phone”, sonido o voz). Voces de los Espíritus; comunicación oral de los Espíritus sin el socorro de la voz humana.

 

 

En la próxima semana: Vocabulario espiritista, segunda parte

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Sobre los médiums febrero 9, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

                        Todos los hombres son médiums; todos tienen un Espíritu que les dirige hacia el bien cuando saben escucharle. Que unos se comuniquen directamente con él por una mediumnidad particular, que otros no le oigan sino por la voz del corazón y de la inteligencia, poco importa, no por esto deja de ser el Espíritu familiar que les aconseja. Llamadle espíritu, razón, inteligencia, siempre es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras; sino que vosotros no las comprendéis siempre.

 

                        No todos saben obrar según los consejos de la razón, no de esta razón que se arrastra y humilla más bien que marcha, de esta razón que se pierde en medio de los intereses materiales y groseros, sino de la razón que eleva al hombre sobre sí mismo, que le transporta hacia las regiones desconocidas; llama sagrada que inspira al artista y al poeta, pensamiento divino que eleva al filósofo, fervor que arrastra a los individuos y a los pueblos, razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y le acerca a Dios, más que a ninguna otra criatura, entendimiento que sabe conducirle de lo conocido a lo desconocido y le hace ejecutar las cosas mas sublimes.

 

                        Escuchad, pues, a esta voz interior, a este buen genio que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír vuestro ángel guardián que os tiende la mano desde lo alto de los cielos; lo repito, la voz íntima que habla al corazón es la de los buenos Espíritus, y bajo este punto de vista todos los hombres son médiums.

 

Channing

 

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

De los lugares frecuentados por los espíritus enero 12, 2009

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

Las manifestaciones espontáneas que se han producido en todos los tiempos, y la persistencia de algunos Espíritus en dar señales ostensibles de su presencia en algunas localidades, son el origen de la creencia en los lugares frecuentados por aquéllos. A las preguntas dirigidas con este objeto se nos ha contestado del modo siguiente:

 

1. ¿Los Espíritus sólo se apasionan de las personas o se aficionan también a las cosas?

 

“Esto depende de su elevación. Ciertos Espíritus pueden aficionarse a los objetos terrestres; los avaros, por ejemplo, que ocultaron sus tesoros y que nos están bastante desmaterializados, pueden aún vigilarlos y guardarlos.”

 

2. ¿Los Espíritus errantes tienen lugares de predileción?

 

“Esto reconoce el mismo principio. Los Espíritus que no tienen apego a la Tierra van a donde encuentran simpatías; vienen aquí atraídos más bien por las personas que por las cosas materiales; sin embargo los hay que, momentáneamente, pueden tener una preferencia por ciertos lugares, pero estos son siempre Espíritus inferiores.”

 

3. Una vez que el apego de los Espíritus por una localidad, es una señal de inferioridad ¿es igualmente una prueba de que son malos Espíritus?

 

“Seguramente que no; un Espíritu puede estar poco adelantado sin ser malo. ¿No sucede lo mismo entre los hombres?”

 

4. La creencia de que los Espíritus frecuentan con preferencia las ruinas, ¿tiene algún fundamento?

 

“No; los Espíritus van a estos parajes como a todas partes; pero la imaginación, afectada por el aspecto lúgubre de ciertos lugares, atribuye a su presencia lo que muchas veces sólo es un efecto muy natural. iCuántas veces el miedo ha hecho tomar la sombra de un árbol por un fantasma, el grito de un animal o el soplo del viento por almas en pena! Los Espíritus quieren la presencia de los hombres; por esta razón buscan con preferencia los parajes habitados que los lugares aislados.”

 

- Sin embargo, según lo que sabemos de la diversidad de caracteres de los Espíritus, debe haber entre ellos misántropos que deben preferir la soledad.

 

“Por eso no he contestado de una manera absoluta a la pregunta; he dicho que pueden ir a los lugares desiertos lo mismo que por todas partes, y es bien evidente que

los que quieren estar retirados es porque les gusta; pero esto no es una razón para que las ruinas sean forzosamente sus lugares predilectos; porque ciertamente hay muchos más en las ciudades y palacios que en el fondo de los bosques.”

 

5. ¿Las creencias populares tienen en general un fondo de verdad, cual puede ser el origen de los lugares frecuentados por los Espíritus?

 

“El fondo de verdad es la manifestación de los Espíritus, en la cual el hombre ha creído en todo tiempo por instinto, pero, como he dicho, el aspecto de los lugares lúgubres afecta su imaginación, y, naturalmente, coloca en ellos los seres que mira como sobrenaturales. Esta creencia, que mira como supersticiosa, se conserva por las narraciones de los poetas y los cuentos fantásticos que se oyen desde la infancia.”

 

6. ¿Los Espíritus que se reúnen tienen para esto días y horas de predilección?

 

“No; los días y las horas son los registros del tiempo para uso de los hombres y para la vida corporal, pero para nada sirven a los Espíritus; no lo necesitan ni hacen caso.

 

7. ¿Cuál es el origen de la idea que los Espíritus vienen con preferencia durante la noche?

 

“La impresión producida sobre la imaginación por el silencio y la oscuridad. Todas estas creencias son supersticiones que el conocimiento razonado del Espiritismo debe destruir. Lo mismo sucede con respecto a los días y las horas que se cree serles más propicias; creedlo, a no dudar, que la influencia de media noche sólo ha existido en los cuentos.”

 

- Siendo así, ¿por qué ciertos Espíritus anuncian su venida y sus manifestaciones para dicha hora y para días determinados, como por ejemplo del viernes?

 

“Estos son Espíritus que se aprovechan de la credulidad y se divierten. Por la misma razón los hay de ellos que dicen ser el diablo o se dan nombres infernales. Mostradles que no sois un juguete y no volverán.”

 

8. ¿Los Espíritus vienen con preferencia a la tumba en que descansa su cuerpo?

 

“El cuerpo sólo fue un vestido; no piensan ya en la envoltura que les hizo sufrir como al prisionero sus cadenas. Sólo dan importancia a las personas que les son queridas.”

 

- ¿Las oraciones que se hacen sobre sus tumbas, le son, acaso, más agradables, y les traen allí con preferencia a otra parte?

 

“La oración es una evocación que atrae a los Espíritus, bien lo sabéis. La oración tiene tanta más acción cuanto más ferviente y más sincera es; pero ante una tumba venerada se está más recogido, y la conservación de las reliquias piadosas en un testimonio de afección para el Espíritu, y al cual es siempre sensible. El pensamiento es el que obra siempre sobre el Espíritu y no los objetos materiales; estos objetos tienen más influencia sobre aquel que ruega filando en ellos su atención, que sobre el Espíritu.”

 

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Distinción de los buenos y de los malos Espíritus diciembre 15, 2008

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

Si la identidad absoluta de los Espíritus es, en muchos casos, una cuestión accesoria y sin importancia, no sucede lo mismo con la distinción de los buenos o malos Espíritus; su individualidad puede sernos indiferente, su cualidad no lo es jamás. En todas las comunicaciones instructivas es en donde debe concentrarse más la atención, porque esta sola es la que puede darnos la medida de la confianza que debemos tener con el Espíritu que se manifiesta, cualquiera que sea el nombre que tome. ¿El Espíritu que se manifiesta, es bueno o malo? ¿A qué grado de la escala espiritista pertenece? Aquí está la cuestión principal. (Véase “Escala Espiritista”, Libro de los Espíritus, cuestión número 100).

 

 

Se juzga a los Espíritus, hemos dicho, como se juzga a los hombres, por su lenguaje. Supongamos que un hombre reciba veinte cartas de personas que le son desconocidas; por el estilo, por los pensamientos, por una multitud de señales conocerá, en fin, las que son instruidas o ignorantes, finas o mal educadas, superficiales, profundas, frívolas, orgullosas, formales, ligeras, sentimentales, etc. Lo mismo sucede con los Espíritus; debe considerárseles como corresponsales que jamás han visto, y preguntarse qué es lo que se pensaría del saber y del carácter de un hombre que dijera o escribiera semejantes cosas. Se puede poner como regla invariable y sin excepción, “que el lenguaje de los Espíritus está siempre en razón de su grado de elevación”. Los Espíritus realmente superiores no sólo dicen grandes cosas, sino que las dicen en término que excluyen, de la manera más absoluta, toda trivialidad; por buenas que sean estas cosas, si están empañadas con una sola expresión que resienta la bajeza, es una señal indudable de su inferioridad y con mucha más razón si el conjunto de las comunicaciones hiere la decencia por su grosería. El lenguaje descubre siempre su origen, sea por el pensamiento que manifiesta, sea por su forma, y aun cuando un Espíritu quisiera engañarnos sobre su pretendida superioridad, basta conversar algún tiempo con él para conocerle.

 

La bondad y benevolencia son también atributos esenciales de Espíritus depurados; no odian ni a los hombres ni a los Espíritus; compadecen las debilidades, critican los errores, pero siempre con moderación, sin aversión ni animosidad. Si se admite que los Espíritus verdaderamente buenos sólo pueden querer el bien y decir cosas buenas, se deducirá en consecuencia que el lenguaje de los Espíritus que manifieste falta de bondad y benevolencia, no dimana de un Espíritu bueno.

 

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, página 300, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Influencia del ejercicio de la mediumnidad sobre la salud noviembre 17, 2008

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

1. ¿La facultad medianímica es indicio de un estado patológico cualquiera o simplemente anómalo?

 

“Anómalo algunas veces, pero no patológico; hay médiums de una salud robusta; los que están enfermos lo están por otras causas.”

 

2. ¿El ejercicio de la facultad medianímica puede ocasionar la fatiga?

 

“El ejercicio demasiado prolongado de cualquiera facultad causa fatiga; la mediumnidad está en el mismo caso principalmente la que se aplica a los efectos físicos; ocasiona necesariamente un gasto de fluido que atrae la fatiga y se repara con el descanso.”

 

3. ¿El ejercicio de la mediumnidad puede tener inconvenientes para sí mismo desde el punto de vista higiénico, abstracción hecha del abuso?

 

“Hay casos en que es prudente y aun necesario el abstenerse de ese ejercicio, o al menos moderarlo, eso depende del estado físico y moral del médium. Por otra parte el médium lo conoce generalmente, y cuando se fatiga debe abstenerse.

 

4. ¿Hay personas para las cuales este ejercicio tiene más inconvenientes que para otras?

 

“He dicho que esto depende del estado físico y moral del médium. Hay personas que deben evitar toda causa de sobreexcitación, y esta es una de ella. (Números 188 y 194).”

 

5. ¿La mediumnidad podría producir la locura?

 

“Menos que cualquiera otra cosa, cuando no hay predisposición por la debilidad del cerebro. La mediumnidad no producirá a la locura cuando el principio no existe; pero si el principio existe, lo que es fácil reconocer en el estado moral, el buen sentido dice que es menester usar de miramientos bajo todos los aspectos, porque toda causa de conmoción puede ser dañosa.”

 

6. ¿Hay inconveniente en desarrollar la mediumnidad en los niños?

 

“Ciertamente, y sostengo que es muy peligroso; porque estas organizaciones tiernas y delicadas se conmoverían demasiado y su joven imaginación se sobreexcitaría; por lo mismo los padres discretos les alejarán de estas ideas o al menos no les hablarán sino desde el punto de vista de las consecuencias morales.”

 

7. Sin embargo, hay niños que son médiums naturalmente, ya sea para los efectos físicos, ya para la escritura y las visiones, ¿tiene esto el mismo inconveniente?

 

“No; cuando la facultad es espontánea en un niño, es que está en su naturaleza y que su constitución se presta a ella; eso no es lo mismo que cuando es provocado y sobreexcitado. Observad que el niño que tiene visiones, se impresiona generalmente poco por ellas, le parece una cosa muy natural, en la cual no se fila sino débilmente, y a menudo olvida; más tarde el hecho se le presenta en la memoria y se lo explica fácilmente si conoce el Espiritismo.”

 

8. ¿Cuál es la edad en la cual se puede, sin inconveniente, ocuparse de la mediumnidad?

 

“No hay edad precisa; eso depende enteramente del desarrollo físico y aún más del moral; hay niños de doce años que se afectarán menos que ciertas personas adultas. Hablo de la mediumnidad en general, pero la que se aplica a los efectos físicos fatiga más corporalmente; la escritura tiene otro inconveniente que se refiere a la inexperiencia del niño, en el caso que quisiera ocuparse a solas y hacer de ello un juego.”

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, página 239, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

Finalidad de la Mediumnidad octubre 27, 2008

Posted by Euzébia Noleto in Colunas, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

¿Con qué fin la Providencia ha dotado a ciertos individuos de la mediumnidad de una manera especial?

 

“Es una misión que se les ha encargado y por lo que son dichosos; estos son los intérpretes entre los Espíritus y los hombres.”

 

 ¿Hay, sin embargo, médiums que no emplean su facultad sino con repugnancia?

 

“Son médiums imperfectos; no conocen el precio del favor que se les ha concedido.”

 

Si es una misión, ¿por qué no es el privilegio de los hombres de bien y no que se dé esta facultad a personas que no merecen ninguna estimación y que pueden abusar de ella?

 

“Se les da porque tienen necesidad de su propio mejoramiento y a fin de que ellos mismos estén en disposición de recibir buenas enseñanzas; si no se aprovechan de ellas sufrirán las consecuencias, ¿Jesús no dirigía con preferencia su palabra a los pecadores, diciendo que es preciso dar a aquel que no tiene?”

 

Las personas que tienen un gran deseo de escribir como médiums, sin conseguirlo, ¿pueden creer por esto mismo falta de benevolencia de los Espíritus hacia ellos, por alguna causa?

 

“No, porque Dios puede haberles rehusado esta facultad, como puede haberles rehusado el don de la poesía o de la música; pero si no gozan de este favor pueden tener otros.”

 

¿Cómo puede perfeccionarse el hombre con la enseñanza de los Espíritus, cuando no tienen los medios de recibir esta enseñanza directa por sí mismo ni por otros médiums?

 

“¿Acaso no tiene libros como el cristiano tiene el Evangelio? Para practicar la moral de Jesús el cristiano no necesita oír las palabras de su boca.”

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, página 237, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

- Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

- Sección Preguntas & Respuestas

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

- Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

- Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.