jump to navigation

La fe y la caridad diciembre 29, 2008

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Evangelio según el Espiritismo, Estudios, Paz.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Os dije últimamente, mis queridos hijos, que la caridad sin la fe no bastaba para mantener, entre los hombres, un orden social capaz de hacerles felices. Debía haber dicho que la caridad es imposible sin la fe. Podréis encontrar, en verdad, impulsos generosos aun en las personas sin religión, pero esa caridad austera que sólo se practica por la abnegación, por el sacrificio constante de todo interés egoísta, sólo la fe puede inspirarla, porque nada aparte de ella nos hace llevar con ánimo y perseverancia la cruz de esta vida.

 

Sí, hijos míos, en vano el hombre, ávido de placeres, quisiera engañarse sobre su destino en este mundo, sosteniendo que le es permitido el ocuparse de su felicidad. Ciertamente, Dios nos creó para ser felices en la eternidad; sin embargo, la vida terrestre debe únicamente servir para nuestro perfeccionamiento moral, el cual se adquiere más fácilmente con la ayuda de los órganos y del mundo material. Sin contar las vicisitudes ordinarias de la vida, la diversidad de vuestros gustos, de vuestras inclinaciones, de vuestras necesidades, son también un medio de perfeccionaros, ejercitándoos en la caridad. Porque sólo a costa de concesiones y de sacrificios mutuos podréis mantener la armonía entre elementos tan diversos.

 

Sin embargo, tendríais razón afirmando que la felicidad está destinada al hombre en este mundo, si la buscaseis, no en los goces materiales, sino en el bien. La historia de la cristiandad habla de los mártires que iban al suplicio con alegría; hoy, en vuestra sociedad, no es preciso, para ser cristiano, ni el holocausto del mártir, ni el sacrificio de la vida, sino única y sencillamente del sacrificio de vuestro egoísmo, de vuestro orgullo y de vuestra vanidad. Triunfaréis si la caridad os inspira y si la fe os sostiene.

 

(ESPÍRITU PROTECTOR, Cracovia, 1861)

 

 

Extraído del “Evangelio según el Espiritismo”, Editora Mensaje Fraternal (Venezuela).

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Evangelio según el Espiritismo”, haz clic aquí .

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Anuncios

La paciencia diciembre 8, 2008

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Evangelio según el Espiritismo, Estudios, Paz.
Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

El dolor es una bendición que Dios envía a los elegidos; no os aflijáis, pues, cuando sufrís, sino por el contrario, bendecid a Dios Todopoderoso que os ha señalado el dolor en este mundo para gloria en el cielo.

 

Sed pacientes; la paciencia también es una caridad y debéis practicar la ley de caridad enseñada por Cristo, enviado de Dios. La caridad que consiste en la limosna que se da a los pobres, es la más fácil de las caridades; pero hay una mucho más penosa y por consecuencia mucho más meritoria: perdonar a aquellos que Dios colocó en nuestro camino para ser instrumentos de nuestros sufrimientos y poner nuestra paciencia a prueba.

 

La vida es difícil, ya lo sé; se compone de mil frioleras que son alfilerazos que acaban por herir; pero es menester mirar los deberes que se nos han impuestos, los consuelos y las compensaciones que, por otra parte tenemos, y entonces, veremos que las bendiciones son mucho más numerosas que los dolores. El fardo parece menos pesado cuando se mira desde lo alto que cuando se dobla la frente hacia el suelo.

 

Valor, amigos, Cristo es vuestro modelo; sufrió más que ninguno de vosotros y no tenía nada que censurarse, mientras que vosotros tenéis que expiar vuestro pasado y fortificaros para el futuro. Sed, pues, pacientes, sed cristianos; esta palabra lo enseña todo. (UN ESPÍRITU AMIGO, Havre, 1862).

 

 

Extraído del “Evangelio según el Espiritismo”, página 131, Editora Mensaje Fraternal (Venezuela).

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Evangelio según el Espiritismo”, haz clic aquí .

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Eficacia de la oración noviembre 24, 2008

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Evangelio según el Espiritismo, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os será concedido. (San Marcos, cap. XI, v. 24).

 

 

Hay personas que niegan la eficacia de la oración fundándose en el principio de que, conociendo Dios nuestras  necesidades, es superfluo exponérselas. Aún añaden que, encadenándose todo en el Universo por leyes eternas, nuestros votos no pueden cambiar los decretos de Dios.

 

 

Sin ninguna duda, hay leyes naturales e inmutables que Dios no puede derogar a capricho de cada uno; pero de esto a creer que todas las circunstancias de la vida están sometidas a la fatalidad, es grande la distancia. Si fuese así, el hombre sólo sería un instrumento pasivo, sin libre albedrío y sin iniciativa. En esta hipótesis no habría más que doblar la cabeza al golpe de los acontecimientos, sin procurar evitarlos y por lo tanto, no se hubiera procurado desviar el rayo. Dios no le ha dado el discernimiento y la inteligencia para no servirse de ellos, ni la voluntad para no querer, ni la actividad para estar en la inacción. Siendo libre el hombre para obrar en un sentido o en otro, sus actos tienen para sí y para los otros, consecuencias subordinadas a lo que hace o deja de hacer; hay acontecimientos que por su iniciativa escapan forzosamente a la fatalidad sin que por esto se destruyan la armonía de las leyes universales, como el avance o el retraso de las agujas de un péndulo no destruye la ley del movimiento, sobre la cual está establecido el mecanismo. Dios puede acceder a ciertas súplicas sin derogar la inmutabilidad de las leyes que rigen el conjunto, quedando siempre su acción subordinada a su voluntad.

 

 

Sería ilógico deducir de esta máxima: “Todas las cosas que pidiereis orando, creed que las recibiréis”, que basta pedir para obtener y sería injusto acusar a la Providencia porque no concede todo pedido que le es hecho, pues ella sabe, mejor que nosotros, lo que es para nuestro bien. Hace lo mismo que un padre prudente que rehusa a su hijo las cosas contrarias al interés de éste. Generalmente el hombre sólo ve el presente; mas si el sufrimiento es útil para su futura felicidad, Dios le dejará que sufra, como el cirujano deja sufrir al enfermo en la operación que debe conducirle a la curación.

 

 

Lo que Dios le concederá, si se dirige a Él con confianza, es valor, paciencia y resignación. También le concederá los medios para que él mismo salga del conflicto, con ayuda de las ideas que le sugiere por medio de los buenos Espíritus, dejándoles de este modo todo el mérito; Dios asiste a los que se ayudan a sí mismos, según esta máxima: “Ayúdate y el cielo te ayudará”, y no a aquellos que todo esperan de un socorro extraño, sin hacer uso de sus propias facultades; pero, generalmente se prefiere ser socorrido por un milagro, sin hacer nada.

 

 

Extraído del “Evangelio según el Espiritismo”, página 314, Editora Mensaje Fraternal (Venezuela).

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Evangelio según el Espiritismo”, haz clic aquí .

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

La felicidad no es de este mundo noviembre 3, 2008

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, Descargas, El Evangelio según el Espiritismo, Estudios, Paz.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

¡No soy feliz! ¡La felicidad no fue hecha para mí! Exclama generalmente el hombre en todas las posiciones sociales. Esto, mis queridos hijos, prueba mejor que todos los razonamientos posibles la verdad de esta máxima del Eclesiastés. “La felicidad no es de este mundo”. En efecto, ni la fortuna, ni el poder, ni tan siquiera la florida juventud, son las condiciones esenciales de la felicidad; diré más, tampoco lo es la reunión de esas tres condiciones tan deseadas, puesto que se oye sin cesar en medio de las clases más privilegiadas, personas de todas las edades quejarse amargamente de su condición de ser.

 

 

Ante tal resultado, es inconcebible que las clases laboriosas y militantes envidien con tanta codicia, la posición de aquellos que la fortuna parece haber favorecido. En este mundo, hágase lo que se hiciere, cada uno tiene su parte de trabajo y de miseria, su parte de sufrimientos y de decepciones. De donde es fácil llegar a la conclusión de que la Tierra es un lugar de pruebas y de expiaciones.

 

 

Así, pues, aquellos que predican que la Tierra es la única morada del hombre, y que sólo en ella y en una sola existencia les será permitido alcanzar el más alto grado de felicidades que su naturaleza admite, abusan y engañan a los que les escuchan, pues está demostrado por una experiencia archisecular, que este globo no encierra más que excepcionalmente las condiciones necesarias para la felicidad completa del individuo.

 

 

En tesis general se puede afirmar que la felicidad es una utopía, en busca de la cual las generaciones se lanzan sucesivamente sin poder alcanzarla jamás; porque si el hombre sabio es una rareza en este mundo, se encuentra menos aún el hombre absolutamente feliz.

 

 

Lo que constituye la felicidad en la Tierra es una cosa tan efímera para aquél que no actúa con sabiduría que, por un año, un mes, una semana de completa satisfacción, todo el resto de su vida lo pasa entre amarguras y desengaños, y notad, queridos hijos, que hablo aquí de los felices de la Tierra, de aquellos que son envidiados por la multitud.

 

 

Consecuentemente, si la morada terrestre está destinada a las pruebas y a la expiación, es preciso admitir que hay en otra parte moradas más favorecidas donde el Espíritu del hombre, aprisionado aún en una carne material, posee en su plenitud los placeres ligados a la vida humana. Por eso, Dios sembró en vuestros torbellinos esos hermosos planetas superiores, hacia los cuales vuestros esfuerzos y vuestras tendencias os harán gravitar un día, cuando estéis bastante purificados y perfeccionados.

 

 

Sin embargo, no deduzcáis de mis palabras que la Tierra esté dedicada para siempre a ser un destino penitenciario; ¡no, ciertamente! Porque de los progresos realizados podéis deducir fácilmente los progresos futuros y por las mejoras sociales conquistadas, nuevas y más fecundas mejoras. Tal es la tarea inmensa que debe realizar la nueva doctrina que los Espíritus os revelaron.

 

 

Así, pues, queridos hijos, que os anime una santa emulación y que cada uno de vosotros se despoje enérgicamente del hombre viejo. Os debéis todos a la divulgación de este Espiritismo que ya comenzó vuestra propia regeneración. Es un deber el hacer participar a vuestros hermanos de los rayos de la luz sagrada. ¡A la obra, pues, mis muy amados hijos! Que en esta reunión solemne todos vuestros corazones aspiren al objeto grandioso de preparar a las nuevas generaciones en un mundo en que la felicidad no será una palabra vana. (FRANÇOIS-NICOLÁS-MADELEINE, cardenal MORLOT, París, 1863).

 

 

 

Extraído del “Evangelio según el Espiritismo”, página 84, Editora Mensaje Fraternal (Venezuela).

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Evangelio según el Espiritismo”, haz clic aquí .

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí