jump to navigation

De la reencarnación octubre 7, 2013

Posted by My profile in Colunas, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
add a comment

¿Cómo puede acabar de purificarse el alma, que no ha alcanzado la perfección durante la vida corporal?

«Sufriendo la prueba de una nueva existencia».

-¿Cómo realiza el alma esta nueva existencia? ¿Transformándose como espíritu?

«Es indudable que purificándose el alma, sufre una transformación; pero para conseguirlo, le es precisa la prueba de la vida corporal»

-¿El alma tiene, pues, muchas existencias corporales?

«Sí; todos tenemos muchas existencias. Los que os dicen lo contrario, quieren teneros en la ignorancia en que ellos están. Su deseo no es otro».

-Parece resultar de este principio que el alma, después de abandonar el cuerpo, toma otro, es decir, que se reencama en un nuevo cuerpo. ¿Es así como debemos entenderlo?

« Evidentemente».

167. ¿Cuál es el objeto de la reencarnación?

«La expiación y mejoramiento progresivo de la humanidad. ¿Dónde estaría sin eso la justicia?»

168. ¿Es limitado el número de las existencias corporales o bien se reencarna perpetuamente el espíritu?

«En cada nueva existencia, el espíritu da un paso en el camino del progreso, y cuando se despoja de todas las impurezas no necesita ya las pruebas de la vida corporal».

169. ¿Es el mismo el número de encarnaciones para todos los espíritus?

«No; porque el que progresa rápidamente se evita pruebas. Como quiera que sea, las encarnaciones sucesivas son siempre muy numerosas; porque el progreso es casi infinito».

170. ¿Qué viene a ser el espíritu después de su última encarnación?

«Espíritu bienaventurado. Espíritu puro».

Extraído del “Libro de los Espíritus”, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Sacrificios mayo 10, 2010

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
add a comment

669. El uso de los sacrificios humanos data de la más remota antigüedad. ¿Cómo pudo el hombre ser inducido a creer que semejantes cosas pudiesen ser gratas a Dios?

«Ante todo, porque no comprendía a Dios como origen de toda bondad. En los pueblos primitivos la materia se sobrepone al espíritu; se entregan a los instintos del bruto, y de aquí que sean generalmente crueles; porque aún no se ha desarrollado en ellos el sentimiento moral. Además, los hombres primitivos debían creer naturalmente que una criatura animada era de mucho más valor a los ojos de Dios que un cuerpo material. Esto fue lo que les indujo a inmolar en un principio animales y más tarde hombres, puesto que, siguiendo su falsa creencia, creían que el valor del sacrificio estaba en relación con la importancia de la víctima. En la vida material, tal como la practicáis la mayor parte. si hacéis un regalo a alguien, lo elegís siempre de tanto más valor cuanta más simpatía y consideración queréis demostrar a la persona. Lo mismo, con respecto de Dios, hacían los hombres ignorantes»

-¿De modo que los sacrificios de animales precedieron a los humanos?

«No es dudoso».

-Según esta explicación, ¿los sacrificios humanos no tienen su origen en un sentimiento de crueldad?

«No, sino en una idea falsa de agradar a Dios. Contemplad a Abraham. Con el tiempo los hombres abusaron inmolando a sus enemigos, hasta a sus enemigos particulares. Por lo demás, Dios nunca ha exigido sacrificios, ni de animales, ni de hombres, y no puede honrársele con la destrucción inútil de su propia criatura».

670. Los sacrificios humanos llevados a cabo con intención piadosa, ¿han podido ser a veces agradables a Dios?

«No, nunca; pero Dios juzga la intención. Siendo ignorantes los hombres podían creer que hacían un acto laudable inmolando a uno de sus semejantes, y en este caso, Dios no se fijaba más que en él pensamiento y no en el hecho. Mejorándose los hombres, debían reconocer su error y reprobar esos sacrificios que no habían de formar parte de las ideas de las inteligencias ilustradas. Y digo ilustradas, porque las inteligencias estaban envueltas entonces en el velo material; pero por medio del libre albedrío podían tener una noción de su origen y de su fin, y muchos comprendían ya por intuición el mal que hacían; pero, por satisfacer sus pasiones, no dejaban de hacerlo».

671. ¿Qué hemos de pensar de las guerras llamadas sagradas? El sentimiento que induce a los pueblos fanáticos a exterminar lo más que les es posible, con la mira de ser agradables a Dios. a los que no participan de sus creencias, ¿parece que tienen el mismo origen que el que en otros tiempos les excitaba al sacrificio de sus semejantes?

«Son impelidos por los espíritus malos, y al hacer la guerra a sus semejantes, se oponen a la voluntad de Dios, que dice que debe amarse al hermano como a sí mismo. Todas las religiones, o mejor, todos los pueblos, adoran a un mismo Dios ya sea con éste, ya con aquel nombre, ¿y por qué, pues, hacerles una guerra de exterminio, porque su religión es diferente o no ha llegado al progreso de la religión de los pueblos civilizados? Los pueblos son excusables de que no creen la palabra de aquel que estaba animado del espíritu de Dios y fue por él enviado, sobre todo los que no le vieron, ni fueron testigos de sus actos, ¿y cómo queréis que crean esa palabra de paz, cuando se la lleváis espada en mano? Deben ilustrarse y nosotros debemos procurar hacerles conocer la doctrina de Aquél por medio de la persuasión y dulzura, y no por medio de la fuerza y de la, sangre. La mayor parte de vosotros no creéis en las comunicaciones que tenemos con ciertos mortales, ¿cómo queréis, pues, que los extraños crean vuestras palabras, cuando vuestros actos desmienten la doctrina que predicáis?»

672. La ofrenda de frutos de la tierra hecha a Dios, ¿era más meritoria a sus ojos que los sacrificios de animales?

«Ya os he respondido diciéndoos que Dios juzgaba la intención y que el hecho tenía poca importancia para él. Evidentemente érale más agradable ver que le Ofrecían los frutos de la tierra en vez de la sangre de las víctimas. Como os hemos dicho, y siempre os repetimos, la oración que sale de lo íntimo del corazón es cien veces más grata a Dios que todas las ofrendas que podéis hacerle. Repito que todo lo es la intención y nada el hecho».

673. ¿No seria un medio de hacer esas ofrendas más agradables a Dios consagrándolas al alivio de los que carecen de lo necesario, y en este caso, el sacrificio de animales, hecho con un fin útil, no seria más meritorio, al paso que era abusivo cuando para nada servia, o sólo era provechoso a personas a quienes nada hacia falta? ¿No habría algo de piadoso verdaderamente en consagrar a los pobres las primicias de los bienes que Dios nos concede en la tierra?

«Dios bendice siempre a los que hacen bien, y el mejor medio de honrarle es el de aliviar a los pobres y afligidos. No quiero decir con esto que Dios desapruebe las ceremonias que hacéis para suplicarle: pero mucho dinero hay que podría emplearse con más utilidad de la que se emplea. Dios aprecia la sencillez en todo. El hombre que se apega a las exterioridades y no al espíritu es una inteligencia de mezquinas aspiraciones. Juzgad, pues, si Dios ha de fijarse más en la forma que en el fondo».

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Presentimientos mayo 11, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

522. El presentimiento, ¿es siempre una advertencia del espíritu protector?

«El presentimiento es el consejo íntimo y oculto de un espíritu que os quiere bien. Se halla también en la intuición de la elección que se ha hecho; es la voz del instinto. El espíritu antes de encarnarse, tiene conocimiento de las principales fases de su existencia, es decir, de la clase de pruebas a que se compromete. Cuando tiene un carácter predominante, el espíritu conserva una especie de impresión en su fuero interno, y esta impresión, que es la voz del instinto, acentuándose cuando se aproxima el momento, se convierte en presentimiento».

523. El presentimiento y la voz del instinto tienen siempre algo de vago, ¿qué debemos hacer en la incertidumbre?

«Cuando estés incierto, invoca a tu espíritu bueno, o suplica al Señor de todo, a Dios, que te envíe a uno de sus mensajeros, a uno de nosotros».

524. Las advertencias de nuestros espíritus protectores, ¿tienen por objeto único la dirección moral, o también la conducta que debemos observar en las cosas de la vida privada?

«Todo, pues procuran haceros vivir lo mejor posible; pero a menudo vosotros cerráis el oído a las buenas advertenciar, y sois infelices por culpa vuestra».

Los espíritus protectores nos ayudan con sus consejos por medio de la voz de la conciencia, que hacen hablar dentro de nosotros; pero como no siempre le damos la necesaria importancia, nos los dan más directos, valiéndose de las personas que nos rodean. Examine cada cual las diversas circunstancias felices o desgraciadas de su vida, y verá cómo en muchas ocasiones ha recibido consejos que no siempre ha puesto en práctica y que, de haberlos escuchado, le hubieran evitado muchas desazones.

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Necesario y superfluo abril 13, 2009

Posted by My profile in Colunas, El Libro de los Espíritus, Estudios.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

715. ¿Cómo puede conocer el hombre el límite de lo necesario?

 

«El prudente lo conoce por intuición, y muchos por experiencia adquirida a sus expensas».

 

716. ¿La naturaleza no ha trazado límites a nuestras necesidades por medio de nuestra organización?

 

«Sí, pero el hombre es insaciable. La naturaleza ha trazado el límite de sus necesidades por medio de la organización; pero los vicios han alterado su constitución y le han creado necesidades que no son reales».

 

717. ¿Qué debe pensarse de los que amontonan bienes terrestres para conseguir lo superfluo, en perjuicio de los que carecen de lo necesario?

 

«Desconocen la ley de Dios y habrán de responder de las privaciones que hayan hecho sufrir».

 

El límite de lo necesario y de lo superfluo nada tiene de absoluto. La civilización ha creado necesidades de que carece el salvaje, y los espíritus que han dictado estos preceptos no pretenden que el hombre civilizado deba vivir como el salvaje. Todo es relativo, y a la razón toca hacer la justa distribución.

 

La civilización desarrolla el sentido moral y al mismo tiempo el sentimiento de caridad que introduce a los hombres a prestarse mutuo apoyo. Las que viven a expensas de las privaciones de los otros. Explotan en provecho suyo los beneficios de la civilización; no tienen de ésta más que un barniz, como hay gentes que de la religión sólo tienen el antifaz.

 

 

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

De la infancia marzo 23, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

379. El espíritu que anima el cuerpo de un niño, ¿está tan desarrollado como el de un adulto?

 

«Puede estarlo más, si más ha progresado, y sólo la imperfección de los órganos le impide manifestarse. Obra en proporción al instrumento con cuya ayuda puede producirse».

 

380. En un niño de poca edad el espíritu, fuera del obstáculo que la imperfección de los órganos opone a su libre manifestación, ¿piensa como un niño, o como un adulto?

 

«Cuando es niño; natural es que, no estando desarrollados los órganos de la inteligencia, no puedan darle toda la intuición de un adulto, y tiene, en efecto, la inteligencia muy limitada, ínterin la razón es madurada por la edad. La turbación que acompaña a la encarnación, no cesa súbitamente en el acto del nacimiento y sólo gradualmente se disipa el desarrollo de los órganos».

 

Una observación viene en apoyo de esta respuesta, y es la de que los sueños de un niño no tienen el carácter de los de un adulto. Su objeto es casi siempre pueril, indicio de la naturaleza de las preocupaciones del espíritu.

 

381. A la muerte del niño, ¿recobra el espíritu inmediatamente su vigor primitivo?

 

«Debe ser así, puesto que está desprendido de su envoltura corporal. No recobra sin embargo, su lucidez primitiva, hasta que la separación es completa, es decir cuando ya no existe lazo alguno entre el espíritu y el cuerpo».

 

382. ¿El espíritu encarnado sufre, durante la infancia, por la violencia que le hace la imperfección de sus órganos?

 

«No; este estado es una necesidad, es natural y conforme con las miras de la Providencia. Es un tiempo de descanso para el espíritu».

 

383. ¿Qué utilidad reporta al espíritu de pasar por el estado de la infancia?

 

«Encarnándose el espíritu con la mira de perfeccionarse, es más accesible, durante aquel tiempo, a las impresiones que recibe y que pueden favorecer su progreso, al que deben contribuir los que están encargados de su educación».

 

384. ¿Por qué el llanto es el primer grito del niño?

 

«Para excitar el interés de la madre y provocar los cuidados que le son necesarios. ¿No comprendes que, si sólo gritase de alegría, nadie se inquietaría por lo que necesita, cuando no sabe hablar aún? Admirad, pues, en todo la sabiduría de la Providencia».

 

385. ¿De dónde procede el cambio que se opera en el carácter a cierta edad, particularmente al salir de la adolescencia? ¿Es el espíritu el que se modifica?

 

«Es el espíritu que recupera su naturaleza y se muestra como era.

 

 

 

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

Fatalidad febrero 23, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

851. Existe fatalidad en los acontecimientos de la vida, según el sentido dado a aquella palabra, es decir, todos los sucesos están determinados anticipadamente, y si es así, ¿qué se hace el libre albedrío?

 

«La fatalidad existe sólo en virtud de la elección que ha hecho el espíritu, al encarnarse, de sufrir tal o cual prueba. Eligiéndola, se constituye una especie de destino, consecuencia de la misma posición en que se encuentra colocado. Hablo de las pruebas físicas; porque en cuanto a las morales y a la tentación, conservando el espíritu su libre albedrío en el bien y en el mal, es siempre dueño de ceder o de resistir. Un espíritu bueno, viéndole flaquear, puede venir en su ayuda; pero no influir en él hasta el punto de dominar su voluntad. Un espíritu malo, esto es, inferior, enseñándole y exagerándole un peligro físico, puede conmoverle y espantarle; pero no dejará por ello de quedar libre de toda traba a la voluntad del espíritu encarnado».

 

852. Hay personas a quienes parece perseguir la fatalidad, independientemente de su manera de obrar, ¿no forma parte de su destino la desgracia?

 

«Acaso son pruebas que deben sufrir y que han elegido; pero, os lo repito, vosotros achacáis al destino lo que a menudo no es más que una consecuencia de vuestra propia falta. Cuando te aflijan males, procura que tu conciencia esté pura, y estarás medio consolado».

 

Las ideas falsas o exactas que nos formamos de las cosas, nos hacen triunfar o sucumbir según nuestro carácter y posición social. Encontramos más sencillo y menos humillante a nuestro amor propio atribuir nuestros descalabros a la suerte o al destino que a nuestra propia falta. Si a veces contribuye a ello la influencia de los espíritus, podemos siempre substraernos a esa influencia, rechazando las ideas que nos sugieren, cuando son, malas.

 

853. Ciertas personas se libran de un peligro mortal para caer en otro, y parece que no podían escapar de la muerte. ¿No es esto la fatalidad?

 

«Sólo es fatal, en el verdadero sentido de la palabra, el instante de la muerte, llegado el cual, ya por uno, ya por otro medio, no podéis substraeros a él».

 

-Así, pues, cualquiera que sea el peligro que nos amenace, ¿no moriremos si no ha llegado aún nuestra hora?

 

«No, no perecerás, y de ello tienes miles de ejemplos; pero llegada tu hora de marchar, nada puede librarte. Dios sabe anticipadamente de qué clase de muerte sucumbirás, y a menudo también lo sabe tu espíritu; porque le es revelado, cuando elige tal o cual existencia».

 

854. ¿Síguese de la infalibilidad de la hora de la muerte que son inútiles las precauciones que se toman para evitarla?

 

«No; porque las precauciones que tomáis, os son sugeridas con la mira de evitar la muerte que os amenaza. Son uno de los medios para que no se verifique».

 

855. ¿Cuál es el objeto de la Providencia, haciéndonos correr peligros, que no han de producirnos consecuencias?

 

«El peligro que tu vida ha corrido es una advertencia que tú mismo has deseado, con el fin de alejarte del mal, y volverte mejor. Cuando te libras de él, estando aún bajo la influencia del peligro que has corrido, piensas más o menos decididamente, según la acción más o menos caracterizada de tus espíritus buenos, hacerte mejor de lo que eres. Al sobrevenir los espíritus malos (digo malos sobreentendiendo el mal que aún en ellos existe), te figuras que saldrás igualmente ileso de otros peligros, y dejas que tus pasiones se desenfrenen nuevamente. Por medio de los peligros que corréis, Dios os recuerda vuestra debilidad y la fragilidad de vuestra existencia. Si se examina la causa y naturaleza del peligro, se verá que, la mayor parte de las veces, sus consecuencias hubieran sido castigo de una falta cometida o de un deber descuidado. De este modo Dios os amonesta a que os reconcentréis en vosotros mismos y os corrijáis». (526-532)

 

 

 

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

Influencia de los espíritus en los acontecimientos de la vida febrero 2, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

525. ¿Ejercen los espíritus alguna influencia en los acontecimientos de la vida?

 

«Ciertamente, puesto que te aconsejan».

 

¿Ejercen esta influencia de otro modo que por los pensamientos que sugieren, es decir, tienen una acción directa en la realización de las cosas?

 

«Sí; pero nunca se apartan de las leyes de la naturaleza».

 

Nosotros nos figuramos equivocadamente que la acción de los espíritus no debe manifestarse más que por fenómenos extraordinarios; quisiéramos que nos ayudasen por medio de milagros, y siempre nos los representamos provistos de una varita mágica. No hay tal cosa. y he aquí por qué su intervención nos aparece oculta y lo que con su con-curso se verifica nos parece muy natural. Asi, por ejemplo, provocarán el encuentro de dos personas que creerán encontrarse por casualidad; inspirarán a alguien la idea de pasar por un lugar determinado; llamarán su atención sobre tal cosa, si ha de conducir al resultado que quieren obtener, de modo, que creyendo el hombre seguir su propio impulso, conserva siempre su libre albedrío.

 

526. Teniendo los espíritus una acción directa en la materia, ¿pueden provocar ciertos efectos con objeto de que se realice un acontecimiento? Por ejemplo. Un hombre debe morir: sube una escalera, ésta se rompe y el hombre muere. ¿Son los espíritus quienes lían hecho que se rompiese la escalera, para cumplir el destino de aquel hombre?

 

«Es muy cierto que los espíritus tienen una acción en la materia, pero para el cumplimiento de las leyes de la naturaleza y no para derogarías, haciendo surgir a un punto un acontecimiento inesperado y contrario a aquellas leyes. En el ejemplo propuesto se ha roto la escalera; porque estaba corroída o no era bastante fuerte para resistir el peso del hombre. Si el destino de éste era el de perecer de semejante modo, los espíritus le inspiraron la idea de subir la escalera que había. de romperse con su peso, y su muerte será un efecto natural sin que haya sido preciso un milagro para lograrlo».

 

 

527. Pongamos otro ejemplo en que no intervenga el estado natural de la materia. Un hombre debe morir de un rayo, se refugia debajo de un árbol, cae el rayo y muere el hombre.

 

¿Han podido los espíritus provocar aquél y dirigirlo a éste?

 

«Es lo mismo que en el caso anterior. Cayó el rayo en aquel árbol y en aquel momento; porque así entraba en las leyes de la naturaleza. No ha sido dirigido al árbol, porque el hombre estaba debajo de él; pero inspirósele a aquél la idea de refugiarse debajo de un árbol que recibiría un rayo. Mas éste no hubiese dejado de caer, aunque allí no se hubiese encontrado el hombre».

 

528. Un hombre mal intencionado lanza sobre alguien un proyectil que le roza sin herirle, ¿puede haberlo desviado un espíritu bienhechor?

 

«Si el individuo no debe ser herido, el espíritu bienhechor le inspirará la idea de separarse, o bien podrá ofuscar a su enemigo de modo que no apunte bien; porque el proyectil, una vez lanzado, sigue la línea que debe recorrer».

 

529. ¿Qué debe pensarse de las balas encantadas de que se habla en ciertas leyendas, y que tocan infaliblemente en un punto dado?

 

«Pura imaginación. El hombre es aficionado a lo maravilloso, y no se contenta con las maravillas de la naturaleza».

 

-Los espíritus que dirigen los acontecimientos de la vida, ¿pueden ser contrariados por otros espíritus que deseen lo contrario?

 

«Lo que Dios quiere debe ser, y si existen detenciones o impedimentos, es por su

voluntad».

 

 

 

Extraído del “Libro de los Espíritus”, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

De los pactos enero 19, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

549. ¿Hay algo de cierto en los pactos con los espíritus malos?

 

«No; no existen tales pactos, sino una naturaleza mala que simpatiza con los espíritus malos. Por ejemplo quieres martirizar a tu vecino y no sabes cómo hacerlo; entonces te atraes espíritus inferiores que, como tú, sólo quieren el mal, y para ayudarte quieren que secundes sus malos designios; pero no se sigue de aquí que tu vecino no pueda librarse de ellos por medio de una conjuración contraria y de su voluntad. El que quiere cometer una mala acción, por este mero hecho atrae espíritus malos que le ayudan, y vese obligado entonces a servirlos como ellos lo hacen respecto de él: porque también lo necesitan para el mal que desean hacer. En esto únicamente consiste el pacto».

 

La dependencia en que a veces está el hombre de los espíritus inferiores proviene de que se entrega a los malos pensamientos que le sugieren, y no de estipulaciones entre ellos y él. El pacto, en el sentido vulgar de la palabra es la alegoría de una naturaleza mala que simpatiza con espíritus malhechores.

 

 

550. ¿Qué sentido tienen las leyendas fantásticas según las cuales ciertos individuos han vendido su alma a Satanás. para lograr de él determinados favores?

 

«Todas las fábulas contienen una enseñanza y un sentido moral, y vuestro error consiste en tomarlas literalmente. La que nos ocupa es una alegoría que puede explicarse así: El que llama en su ayuda a los espíritus para lograr de ellos bienes de fortuna u otro cualquier favor, murmura de la Providencia; renuncia a la misión que ha recibido y a las pruebas que debe sufrir en la tierra, y experimentará las consecuencias en la vida futura. No quiere esto decir que su alma esté para siempre consagrada a la desgracia sino que, puesto que en vez de desprenderse de la materia, se ha engolfado más en ella, las alegrías que habrá tenido en la tierra no las tendrá en el mundo de los espíritus, hasta que no se haya rehabilitado por medio de nuevas pruebas, quizá mayores y más penosas. Por su amor a los goces materiales se pone bajo la dependencia de los espíritus impuros, lo que constituye entre ambos un pacto oculto que le conduce a su pérdida, pero que siempre puede romper fácilmente, si lo quiere firmemente, con el auxilio de los espíritus buenos».

 

 

Extraído del “Libro de los Espíritus”, Editora FEB, versión del sitio Dominio Público.

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Influencia del Organismo diciembre 22, 2008

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

367. El espíritu, uniéndose al cuerpo, ¿se identifica con la materia?

 

«La materia no es más que la envoltura del espíritu, como el vestido lo es del cuerpo. El espíritu, uniéndose al cuerpo, conserva los atributos de la naturaleza espiritual».

 

368. Después de su unión con el cuerpo, ¿el espíritu ejerce con toda su libertad sus facultades?

 

«La existencia de las facultades depende de los órganos que le sirven de instrumento, y están debilitadas por la rudeza de la materia».

 

-Según esto, la envoltura material, ¿es un obstáculo a la libre manifestación de las facultades del espíritu, como un vidrio opaco se opone a la libre emisión de la luz?

 

«Sí, muy opaco».

 

Puede compararse también la acción de la materia grosera del cuerpo sobre el espíritu, a la de un agua cenagosa que priva de libertad en los movimientos al cuerpo, que en ella está sumergido.

 

369. El libre ejercicio de las facultades del alma, ¿está subordinado al desarrollo de los órganos?

 

«Los órganos son los instrumentos de manifestación de las facultades del alma, y la manifestación está subordinada al desarrollo y al grado de perfección de los mismos órganos, como la excelencia de un trabajo, a la de la herramienta».

 

370. ¿De la influencia de los órganos puede inducirse una analogía entre el desarrollo de los órganos cerebrales y el de las facultades morales e intelectuales?

 

«No confundáis el efecto con la causa. El espíritu tiene siempre las facultades que le son propias, y no son los órganos los que producen las facultades, sino que éstas determinan el desarrollo de los órganos».

 

-Según esto, ¿la diversidad de aptitudes en el hombre depende únicamente del estado del espíritu?

 

«Únicamente no es del todo exacto. Las cualidades del espíritu que puede ser más o menos adelantado, constituyen el principio; pero es preciso tener en cuenta la influencia de la materia, que dificulta el ejercicio de las facultades».

 

Al encarnarse, el espíritu trae consigo ciertas predisposiciones, y si para cada una de ellas se admite un órgano correspondiente en el cerebro, el desarrollo de los órganos será un efecto y no una causa. Si las

facultades tuviesen su principio en los órganos, el hombre seria una máquina sin libre albedrío e irresponsable de sus actos. Sería preciso admitir que los más grandes genios, los sabios, poetas, artistas, no son tales genios sino porque la casualidad les ha dado órganos especiales; de donde se sigue que, sin ellos, no hubieran sido genios, y que el mayor de los imbéciles hubiera podido ser un Newton, un Virgilio o un Rafael, si hubiese estado dotado de ciertos órganos, suposición más absurda aún, cuando se aplica a las cualidades morales.

 

Según este sistema, San Vicente de Paúl, dotado por la naturaleza de tal o cual órgano, hubiera podido ser un malvado, y al mayor de los facinerosos no le faltaría más que un órgano para ser un San Vicente de Paúl. Admitid, por el contrario, que los órganos especiales, si existen. Son consecutivos, que se desarrollan con el ejercicio de la facultad. Como los músculos con el movimiento, y nada irracional encontraréis. Tomemos una comparación trivial a fuerza de ser exacta. Por ciertas señales fisiognomónicas se conoce el nombre dado a la bebida; pero ¿son aquéllas las que le caracterizan de borracho, o la borrachera la que origina tales señales? Puede decirse que los órganos reciben el sello de las facultades.

 

 

Extraído del “Libro de los Espíritus”, página 202, Editora FEB, versión del sitio Dominio Público.

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Influencia oculta de los espíritus en nuestros pensamientos y acciones diciembre 1, 2008

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , ,
add a comment

459. ¿Influyen los espíritus en nuestros pensamientos y acciones?

 

«Bajo este aspecto su influencia es mayor de lo que creéis; porque a menudo son ellos quienes os dirigen».

 

460. ¿Tenemos pensamientos propios y otros que nos son sugeridos?

 

«Vuestra alma es un espíritu que piensa, y ya sabeis que con frecuencia tenéis a la vez varios pensamientos sobre un mismo punto, y a menudo muy contradictorios entre sí. Pues bien, siempre los tenéis propios y nuestros, y esto es lo que os hace andar inciertos; porque tenéis dos ideas que se contradicen».

 

461. ¿Cómo podemos distinguir los pensamientos que nos son propios de los que nos son sugeridos?

 

«Cuando un pensamiento os es sugerido, viene a ser como una voz que os habla. Los pensamientos propios son en general los del primer instante. Por lo demás, no os es muy interesante esta distinción, y a menudo es útil no conocerla, pues el hombre obra más libremente. Si se decide por el bien, lo hace de mejor grado, y si toma el camino del mal, aumenta su responsabilidad».

 

462. ¿Los hombres de talento y genio toman siempre sus ideas de si mismos?

 

«A veces las ideas proceden de su propio espíritu, pero a menudo le son sugeridas por otros espíritus que los juzgan capaces de comprenderlas y dignos de transmitirlas. Cuando no las encuentran en sí mismos, acuden a la inspiración, y hacen una evocación sin saberlo».

 

Si hubiese sido útil que pudiéramos distinguir claramente nuestras propias ideas de las que nos son sugeridas, Dios nos hubiera proporcionado medios para conseguirlo, como nos los da para distinguir la noche del dia. Cuando una cosa se nos ofrece vagamente, es porque así debe ser para nuestro bien.

 

463. A veces se dice que siempre es bueno el primer impulso. ¿Es exacto?

 

«Puede ser bueno o malo según la naturaleza del espíritu encarnado. Siempre es bueno en aquel que escucha las buenas inspiraciones».

 

464. ¿Cómo podemos distinguir si un pensamiento que nos es sugerido, procede de un espíritu bueno o malo?

 

«Examinadlo; los espíritus buenos sólo el bien aconsejan. A vosotros os toca distinguir».

465. ¿Con qué objeto nos impelen al mal los espíritus imperfectos?

 

«Para haceros sufrir con ellos».

 

-¿Disminuyen así sus sufrimientos?

 

«No, pero lo hacen celosos de ver seres más dichosos que ellos».

 

-¿Qué clase de sufrimiento quieren ocasionar?

 

«Los que resultan de pertenecer a un orden inferior y de estar alejado de Dios».

 

466. ¿Por qué permite Dios que los espíritus nos exciten al mal?

 

«Los espíritus imperfectos son instrumentos destinados a probar la fe y constancia de los hombres en el bien. Tú, como espíritu, debes progresar en la ciencia de lo infinito, y por esto pasas por las pruebas del mal para llegar al bien. Nuestra misión es la de ponerte en el buen camino, y cuando malas influencias obran en ti, es porque te las atraes con el deseo del mal; porque los espíritus inferiores vienen a cooperar al mal, cuando deseas hacerlo. Sólo queriéndolo tú, pueden ayudarte en el mal. Si tienes propensión al homicidio, estarás rodeado de una nube de espíritus que fomentarán en ti esa idea; pero otros te rodearán también que influirán en sentido del bien, lo que equilibra la balanza, abandonándote a tu libre albedrío».

 

Asi Dios deja a nuestra conciencia la elección del camino que hemos de seguir, y libertad de ceder a una u otra de las contrarias influencias que en nosotros obran.

 

467. ¿Podemos librarnos de la influencia de los espíritus que solicitan al mal?

 

«Sí; porque no se adhieren más que a los que los solicitan por sus deseos o los atraen consus pensamientos».

 

468. ¿Los espíritus cuya influencia rechazamos por medio de la voluntad, renuncian a sus tentativas?

 

«¿Qué quieres que hagan? Cuando nada pueden hacer, ceden su puesto; pero atisban, sin embargo, el momento favorable, como el gato atisba al ratón».

 

469. ¿Por qué medio puede neutralizarse la influencia de los espíritus malos?

 

«Haciendo bien y poniendo toda vuestra confianza en Dios, rechazáis la influencia de los espíritus inferiores y destruís el imperio que quieren tomar sobre vosotros. Guardaos de escuchar las sugestiones de los espíritus que os suscitan malos pensamientos, que promueven discordias entre vos-otros y que os excitan a todas las malas pasiones. Desconfiad sobre todo de los que exaltan vuestro orgullo; porque os atacan por el lado débil. He aquí por qué os

hace decir Jesús en la oración dominical: ¡Señor! no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal».

 

Extraído del “Libro de los Espíritus”, página 202, Editora FEB, versión del sitio Dominio Público.

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí