jump to navigation

De la reencarnación octubre 7, 2013

Posted by My profile in Colunas, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
add a comment

¿Cómo puede acabar de purificarse el alma, que no ha alcanzado la perfección durante la vida corporal?

«Sufriendo la prueba de una nueva existencia».

-¿Cómo realiza el alma esta nueva existencia? ¿Transformándose como espíritu?

«Es indudable que purificándose el alma, sufre una transformación; pero para conseguirlo, le es precisa la prueba de la vida corporal»

-¿El alma tiene, pues, muchas existencias corporales?

«Sí; todos tenemos muchas existencias. Los que os dicen lo contrario, quieren teneros en la ignorancia en que ellos están. Su deseo no es otro».

-Parece resultar de este principio que el alma, después de abandonar el cuerpo, toma otro, es decir, que se reencama en un nuevo cuerpo. ¿Es así como debemos entenderlo?

« Evidentemente».

167. ¿Cuál es el objeto de la reencarnación?

«La expiación y mejoramiento progresivo de la humanidad. ¿Dónde estaría sin eso la justicia?»

168. ¿Es limitado el número de las existencias corporales o bien se reencarna perpetuamente el espíritu?

«En cada nueva existencia, el espíritu da un paso en el camino del progreso, y cuando se despoja de todas las impurezas no necesita ya las pruebas de la vida corporal».

169. ¿Es el mismo el número de encarnaciones para todos los espíritus?

«No; porque el que progresa rápidamente se evita pruebas. Como quiera que sea, las encarnaciones sucesivas son siempre muy numerosas; porque el progreso es casi infinito».

170. ¿Qué viene a ser el espíritu después de su última encarnación?

«Espíritu bienaventurado. Espíritu puro».

Extraído del “Libro de los Espíritus”, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Anuncios

Sacrificios mayo 10, 2010

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
add a comment

669. El uso de los sacrificios humanos data de la más remota antigüedad. ¿Cómo pudo el hombre ser inducido a creer que semejantes cosas pudiesen ser gratas a Dios?

«Ante todo, porque no comprendía a Dios como origen de toda bondad. En los pueblos primitivos la materia se sobrepone al espíritu; se entregan a los instintos del bruto, y de aquí que sean generalmente crueles; porque aún no se ha desarrollado en ellos el sentimiento moral. Además, los hombres primitivos debían creer naturalmente que una criatura animada era de mucho más valor a los ojos de Dios que un cuerpo material. Esto fue lo que les indujo a inmolar en un principio animales y más tarde hombres, puesto que, siguiendo su falsa creencia, creían que el valor del sacrificio estaba en relación con la importancia de la víctima. En la vida material, tal como la practicáis la mayor parte. si hacéis un regalo a alguien, lo elegís siempre de tanto más valor cuanta más simpatía y consideración queréis demostrar a la persona. Lo mismo, con respecto de Dios, hacían los hombres ignorantes»

-¿De modo que los sacrificios de animales precedieron a los humanos?

«No es dudoso».

-Según esta explicación, ¿los sacrificios humanos no tienen su origen en un sentimiento de crueldad?

«No, sino en una idea falsa de agradar a Dios. Contemplad a Abraham. Con el tiempo los hombres abusaron inmolando a sus enemigos, hasta a sus enemigos particulares. Por lo demás, Dios nunca ha exigido sacrificios, ni de animales, ni de hombres, y no puede honrársele con la destrucción inútil de su propia criatura».

670. Los sacrificios humanos llevados a cabo con intención piadosa, ¿han podido ser a veces agradables a Dios?

«No, nunca; pero Dios juzga la intención. Siendo ignorantes los hombres podían creer que hacían un acto laudable inmolando a uno de sus semejantes, y en este caso, Dios no se fijaba más que en él pensamiento y no en el hecho. Mejorándose los hombres, debían reconocer su error y reprobar esos sacrificios que no habían de formar parte de las ideas de las inteligencias ilustradas. Y digo ilustradas, porque las inteligencias estaban envueltas entonces en el velo material; pero por medio del libre albedrío podían tener una noción de su origen y de su fin, y muchos comprendían ya por intuición el mal que hacían; pero, por satisfacer sus pasiones, no dejaban de hacerlo».

671. ¿Qué hemos de pensar de las guerras llamadas sagradas? El sentimiento que induce a los pueblos fanáticos a exterminar lo más que les es posible, con la mira de ser agradables a Dios. a los que no participan de sus creencias, ¿parece que tienen el mismo origen que el que en otros tiempos les excitaba al sacrificio de sus semejantes?

«Son impelidos por los espíritus malos, y al hacer la guerra a sus semejantes, se oponen a la voluntad de Dios, que dice que debe amarse al hermano como a sí mismo. Todas las religiones, o mejor, todos los pueblos, adoran a un mismo Dios ya sea con éste, ya con aquel nombre, ¿y por qué, pues, hacerles una guerra de exterminio, porque su religión es diferente o no ha llegado al progreso de la religión de los pueblos civilizados? Los pueblos son excusables de que no creen la palabra de aquel que estaba animado del espíritu de Dios y fue por él enviado, sobre todo los que no le vieron, ni fueron testigos de sus actos, ¿y cómo queréis que crean esa palabra de paz, cuando se la lleváis espada en mano? Deben ilustrarse y nosotros debemos procurar hacerles conocer la doctrina de Aquél por medio de la persuasión y dulzura, y no por medio de la fuerza y de la, sangre. La mayor parte de vosotros no creéis en las comunicaciones que tenemos con ciertos mortales, ¿cómo queréis, pues, que los extraños crean vuestras palabras, cuando vuestros actos desmienten la doctrina que predicáis?»

672. La ofrenda de frutos de la tierra hecha a Dios, ¿era más meritoria a sus ojos que los sacrificios de animales?

«Ya os he respondido diciéndoos que Dios juzgaba la intención y que el hecho tenía poca importancia para él. Evidentemente érale más agradable ver que le Ofrecían los frutos de la tierra en vez de la sangre de las víctimas. Como os hemos dicho, y siempre os repetimos, la oración que sale de lo íntimo del corazón es cien veces más grata a Dios que todas las ofrendas que podéis hacerle. Repito que todo lo es la intención y nada el hecho».

673. ¿No seria un medio de hacer esas ofrendas más agradables a Dios consagrándolas al alivio de los que carecen de lo necesario, y en este caso, el sacrificio de animales, hecho con un fin útil, no seria más meritorio, al paso que era abusivo cuando para nada servia, o sólo era provechoso a personas a quienes nada hacia falta? ¿No habría algo de piadoso verdaderamente en consagrar a los pobres las primicias de los bienes que Dios nos concede en la tierra?

«Dios bendice siempre a los que hacen bien, y el mejor medio de honrarle es el de aliviar a los pobres y afligidos. No quiero decir con esto que Dios desapruebe las ceremonias que hacéis para suplicarle: pero mucho dinero hay que podría emplearse con más utilidad de la que se emplea. Dios aprecia la sencillez en todo. El hombre que se apega a las exterioridades y no al espíritu es una inteligencia de mezquinas aspiraciones. Juzgad, pues, si Dios ha de fijarse más en la forma que en el fondo».

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Manifestaciones visuales: preguntas sobre las apariciones mayo 18, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
add a comment

De todas las manifestaciones espiritistas, las más interesantes son, sin contradicción, aquellas por las cuales los Espíritus pueden hacerse visibles. Se verá por la explicación de este fenómeno que, como los otros, nada tiene de sobrenatural. A continuación ponemos las respuestas que con este objeto han dado los Espíritus.

1. ¿Los Espíritus pueden hacerse visibles?

“Sí, sobre todo durante el sueño; sin embargo, ciertas personas los ven también durante la vigilia, pero es más raro.”

Observación. – Mientras que el cuerpo descansa, el Espíritu se desprende de los lazos materiales; es más libre y puede más fácilmente ver a los otros Espíritus con los cuales entra en comunicación. El sueño no es más que el recuerdo de este estado; cuando uno no se acuerda de nada, se dice que no ha soñado, pero el alma no ha dejado de ver y gozar de su libertad. Nosotros nos ocupamos más especialmente aquí de las apariciones en estado de vigilia.

2. Los Espíritus que se manifiestan a la vista, ¿pertenecen más bien a una clase que a otra?

“No, pueden pertenecer a todas las clases, a las más elevadas como a las más inferiores.”

3. ¿Es dado a todos los Espíritus el manifestarse visiblemente?

“Todos lo pueden; pero para esto no tienen siempre el permiso ni la voluntad.”

4. ¿Cuál es el fin de los Espíritus que se manifiestan visiblemente?

“Esto depende de su naturaleza; el fin puede ser bueno o malo.”

5. ¿Cómo puede darse este permiso cuando el fin es malo?

“Entonces es para probar a aquellos a quienes se aparecen. La intención del Espíritu puede ser mala, pero el resultado puede ser bueno.”

6. ¿Cuál puede ser el fin de los Espíritus que tienen mala intención haciéndose ver?

“Asustar y muchas veces vengarse.”

– ¿Cuál es el de los Espíritus que vienen con buena intención?

“Consolar a las personas que los lastiman, probar que existen y están cerca de vosotros, dar consejos y algunas veces reclamar asistencia para ellos mismos.”

7. ¿Qué inconveniente habría en que la posibilidad de ver los Espíritus fuese permanente y general? ¿No sería esto un medio de quitar las dudas de los más incrédulos?

“Estando el hombre constantemente rodeado de Espíritus, su visión incesante le alteraría, le mortificaría en sus acciones y le quitaría su iniciativa en la mayor parte de los casos, mientras que creyéndose solo obra más libremente. En cuanto a los incrédulos, bastantes medios tienen de convencerse si quieren aprovecharse y si no les ciega el orgullo.

Sabéis muy bien que hay personas que han visto y que por esto no creen más, puesto que dicen que son ilusiones. No os inquietéis por estas gentes; Dios se encarga de ellas.”

Observación. – Habría tanto inconveniente en verse constantemente en presencia de los Espíritus, como en ver el aire que nos rodea, o los millares de animales microscópicos que pululan alrededor de nosotros y sobre nosotros. De donde debemos deducir que lo que Dios hace está bien hecho, y que sabe mejor que nosotros lo que nos conviene.

8. Si la visión de los Espíritus tiene inconvenientes, ¿por qué se permite en ciertos casos?

“Con el fin de dar una prueba de que todo no muere con el cuerpo, y que el alma conserva su individualidad después de la muerte. Esta visión pasajera basta para dar esta prueba y atestiguar la presencia de vuestros amigos a vuestro lado; pero no tiene los inconvenientes de la permanencia.”

9. ¿En los mundos más avanzados que el nuestro la visión de los Espíritus es más frecuente?

“Cuanto más el hombre se acerca a la naturaleza espiritual, más fácilmente entra en relación con los Espíritus; lo grosero de vuestra envoltura es lo que hace más difícil y rara la percepción de los seres etéreos.”

10. ¿Es racional asustarse por la aparición de un Espíritu?

“El que reflexiona debe comprender que un Espíritu, cualquiera que sea, es menos peligroso que un viviente. Por los demás, los Espíritus van por todas partes y no hay necesidad de verlos para saber que podéis tenerlos a vuestro lado. El Espíritu que quisiera dañar puede hacerlo sin dejarse ver y quizás más aun; no es peligroso porque sea Espíritu, sino más bien por la influencia que puede ejercer sobre el pensamiento desviando del bien e induciendo al mal.”

(…)

20. Aquellos que ven a los Espíritus ¿los ven por los ojos?

“Ellos lo creen; pero en realidad el alma es la que ve, y lo que lo prueba es que pueden verse con los ojos cerrados.”

(…)

28. ¿Los Espíritus pueden hacerse visibles bajo otra apariencia que la forma humana?

“La forma humana es la forma normal, el Espíritu puede variar su apariencia, pero siempre es el tipo humano.”

– ¿No pueden manifestarse bajo la forma de una luz?

“Pueden producir llamas, luces, como cualesquiera otros efectos, para atestiguar su presencia; pero estas cosas no son los mismos Espíritus. La llama muchas veces sólo es una ilusión óptica o una emanación del periespíritu; en todos los casos no es más que una parte de éste; el periespíritu no aparece entero sino en las visiones.”

29. ¿Qué pensaremos de la creencia que atribuye los fuegos fatuos a la presencia de almas o Espíritus?

“Superstición producida por la ignorancia. La causa física de los fuegos fatuos es bien conocida.”

– La llama azul que apareció, según se dice, sobre la cabeza del niño Servius Tullius, ¿es una fábula o una realidad?

“Era real, fue producida por el Espíritu familiar que quería advertir a la madre. Esta madre, médium vidente, había apercibido un rayo del Espíritu protector de su hijo. Todos los médiums videntes no ven al mismo grado, así como vuestros médiums escribientes no escriben todos la misma cosa. Mientras que esta madre sólo veía una llama, otro médium hubiese podido ver el mismo cuerpo del Espíritu.”

30. ¿Los Espíritus podrían presentarse bajo la forma de animales?

“Puede suceder; pero los que tomen estas apariencias son siempre Espíritus muy inferiores. En todos los casos esto sólo sería una apariencia momentánea; porque sería absurdo el creer que un animal cualquiera pudiese ser la encarnación real de un Espíritu. Los animales son siempre animales y no otra cosa.

Observación. – Sólo la superstición puede hacer creer que ciertos animales están animados por Espíritus; es preciso una imaginación muy complaciente, o bien afectada, para ver alguna cosa sobrenatural en circunstancias un tanto extravagantes, con las cuales se presentan algunas veces; pero el miedo hace ver con frecuencia lo que no existe. El miedo no siempre es el origen de esta idea; hemos conocido una señora muy inteligente por cierto, que se aficionó más de lo regular a un gatazo negro, porque le creía de una naturaleza “sobreanimal”; pero no había oído jamás hablar del Espiritismo; si lo hubiera conocido, le habría hecho comprender lo ridículo de la causa de su predilección, probándole la imposibilidad de semejante metamorfosis.

Extraído del Libro de los Médiums, versión del sitio Dominio Público.

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Presentimientos mayo 11, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

522. El presentimiento, ¿es siempre una advertencia del espíritu protector?

«El presentimiento es el consejo íntimo y oculto de un espíritu que os quiere bien. Se halla también en la intuición de la elección que se ha hecho; es la voz del instinto. El espíritu antes de encarnarse, tiene conocimiento de las principales fases de su existencia, es decir, de la clase de pruebas a que se compromete. Cuando tiene un carácter predominante, el espíritu conserva una especie de impresión en su fuero interno, y esta impresión, que es la voz del instinto, acentuándose cuando se aproxima el momento, se convierte en presentimiento».

523. El presentimiento y la voz del instinto tienen siempre algo de vago, ¿qué debemos hacer en la incertidumbre?

«Cuando estés incierto, invoca a tu espíritu bueno, o suplica al Señor de todo, a Dios, que te envíe a uno de sus mensajeros, a uno de nosotros».

524. Las advertencias de nuestros espíritus protectores, ¿tienen por objeto único la dirección moral, o también la conducta que debemos observar en las cosas de la vida privada?

«Todo, pues procuran haceros vivir lo mejor posible; pero a menudo vosotros cerráis el oído a las buenas advertenciar, y sois infelices por culpa vuestra».

Los espíritus protectores nos ayudan con sus consejos por medio de la voz de la conciencia, que hacen hablar dentro de nosotros; pero como no siempre le damos la necesaria importancia, nos los dan más directos, valiéndose de las personas que nos rodean. Examine cada cual las diversas circunstancias felices o desgraciadas de su vida, y verá cómo en muchas ocasiones ha recibido consejos que no siempre ha puesto en práctica y que, de haberlos escuchado, le hubieran evitado muchas desazones.

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

******

Para leer más:

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

– Sección Preguntas & Respuestas

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

Las categorías de espiritistas abril 20, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , , ,
add a comment

Entre los convencidos por medio de un estudio directo pueden distinguirse:

 

1º Los que creen pura y simplemente en las manifestaciones. El Espiritismo es para ellos una simple ciencia de observación, una serie de hechos más o menos curiosos; a éstos les llamaremos “espiritistas experimentadores”.

 

2º Los que ven en el Espiritismo otra cosa más que los hechos; comprenden a parte filosófica; admiran la moral que se deduce, pero no la practican. Su influencia sobre su carácter es insignificante o nula; nada cambian en sus costumbres, y no se privarían de un solo goce; el avaro es siempre miserable, el orgulloso siempre lleno de sí mismo, el envidiado y el celoso siempre hostiles; para ellos la caridad cristiana sólo es una bella máxima: éstos son los “espiritistas imperfectos”.

 

3º Aquellos que no se contentan con admirar la moral espiritista, si no que la practican y aceptan con todas sus consecuencias. Convencidos que la existencia terrestre es una prueba pasajera, procuran sacar provecho de sus cortos instantes para marchar en el camino del progreso, el único que puede elevarles en la jerarquía del mundo de los Espíritus, esforzándose en hacer el bien y en reprimir sus malas inclinaciones; sus relaciones son siempre seguras, porque su convicción les aleja de todo mal pensamiento.

 

En todas sus cosas la caridad es la regla de su conducta: éstos son los “verdaderos espiritistas”, o mejor dicho, los “espiritistas cristianos”.

 

4º Hay, en fin, los “espiritistas exaltados”. La especie humana sería perfecta si sólo tomara siempre la parte buena de las cosas. En todo, la exageración es dañosa; en Espiritismo da una confianza demasiado ciega y a menudo pueril en las cosas del mundo invisible, y hace aceptar, muy fácilmente y sin comprobación, lo que la reflexión y el examen demostrarán lo absurdo y la imposibilidad; pero el entusiasmo no reflexiona, ofusca. Esta especie de adeptos es más dañosa que útil a la causa del Espiritismo; éstos son los menos a propósito para convencer, porque se desconfía con razón de su criterio, son, de muy buena fe, el juguete, ya de los Espíritus mixtificadores, ya de los hombres que procuran explotar su credulidad. Si ellos debían sufrir solos las consecuencias, el mal sería a medias; lo peor es que dan, sin querer, armas a los incrédulos que buscan con ahínco más bien las ocasiones de divertirse que de convencerse, y no dejan de atribuir a todos el ridículo de algunos. Ciertamente esto no es ni justo ni racional; pero ya se sabe, los adversarios del Espiritismo sólo reconocen su razón como la más elegida, y conocer a fondo aquello que hablan, es el menor de sus cuidados.

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

 

Lo maravilloso y lo sobrenatural marzo 30, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

Si la creencia en los Espíritus y en sus manifestaciones fuese una concepción aislada, el producto de un sistema, podría con alguna apariencia de razón ser sospechosa de ilusión; pero que se nos diga ¿por qué se la encuentra tan viva entre todos los pueblos antiguos y modernos, y en los libros santos de todas las religiones conocidas? Esto es, dicen algunos críticos, porque en todo tiempo el hombre ha amado lo maravilloso. – ¿Qué es, pues, lo maravilloso según vosotros? – Lo que es sobrenatural. – Qué entendéis por sobrenatural? – Lo que es contrario a las leyes de la naturaleza. – ¿Acaso conocéis estas leyes con tanta perfección que os sea posible marcar un limite a la potencia de Dios? ¡Pues bien! Probad entonces que la existencia de los Espíritus y sus manifestaciones son contrarias a las leyes de la naturaleza; que esto no es y no puede ser una de estas leyes. Seguid la Doctrina Espiritista y ved si se eslabona con todos los caracteres de una admirable ley que resuelve todo lo que las leyes filosóficas no han podido resolver hasta este día. El pensamiento es uno de los atributos del Espíritu; la posibilidad de obrar sobre la materia, de hacer impresión sobre nuestros sentidos y por consecuencia de transmitir su pensamiento, resulta, si podemos expresarnos así, de su constituición fisiológica: luego no hay en este hecho nada de sobrenatural, nada de maravilloso. Que un hombre muerto y bien muerto, resucite corporalmente, que sus miembros dispersos se reúnan para volver a formar su cuerpo, he aquí lo maravilloso, lo sobre natural, lo fantástico; eso sería una verdadera derogación que Dios no puede cumplir sino por un milagro, pero no hay nada de esto en la Doctrina Espiritista.

 

 

 

Sin embargo, se dirá, admitís que un Espíritu puede levantar una mesa y mantenerla en el espacio sin punto de apoyo; ¿acaso no es ésto una derogación de la ley de gravedad? De la ley conocida, sí, ¿pero la Naturaleza ha dicho su última palabra? Antes que se hubiese conocido la fuerza ascensional de ciertos gases, ¿quién hubiera dicho que una pesada máquina llevando muchos hombres, pudiera triunfar a la fuerza de atracción? A los ojos del vulgo ¿no debería parecer maravilloso, diabólico? El que hubiera propuesto, hace un siglo, transmitir un despacho a 500 leguas, y recibir la contestación en algunos minutos, hubiera pasado por un loco; si lo hubiese hecho, se hubiera creído que tenía el diablo a sus órdenes, porque entonces sólo el diablo era capaz de ir tan aprisa. ¿Por qué, pues, un fluido desconocido, no tendría la propiedad en circunstancias dadas, de contrabalancear el efecto de la gravedad, como el hidrógeno contra-balancea el peso del globo aereostático? Hacemos esta observación de paso, que es una comparación, mas no una asimilación, y únicamente para demostrar, por analogía que el hecho no es físicamente imposible. Pero fue precisamente cuando los sabios, en la observación de estas especies de fenómenos, quisieron proceder por vía de asimilación que se engañaron. Por lo demás el hecho existe; todas las denegaciones no podrán hacer que no sea, porque negar no es probar; para nosotros no hay nada de sobrenatural; es todo lo que podemos decir por el momento.

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

 

De la infancia marzo 23, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

379. El espíritu que anima el cuerpo de un niño, ¿está tan desarrollado como el de un adulto?

 

«Puede estarlo más, si más ha progresado, y sólo la imperfección de los órganos le impide manifestarse. Obra en proporción al instrumento con cuya ayuda puede producirse».

 

380. En un niño de poca edad el espíritu, fuera del obstáculo que la imperfección de los órganos opone a su libre manifestación, ¿piensa como un niño, o como un adulto?

 

«Cuando es niño; natural es que, no estando desarrollados los órganos de la inteligencia, no puedan darle toda la intuición de un adulto, y tiene, en efecto, la inteligencia muy limitada, ínterin la razón es madurada por la edad. La turbación que acompaña a la encarnación, no cesa súbitamente en el acto del nacimiento y sólo gradualmente se disipa el desarrollo de los órganos».

 

Una observación viene en apoyo de esta respuesta, y es la de que los sueños de un niño no tienen el carácter de los de un adulto. Su objeto es casi siempre pueril, indicio de la naturaleza de las preocupaciones del espíritu.

 

381. A la muerte del niño, ¿recobra el espíritu inmediatamente su vigor primitivo?

 

«Debe ser así, puesto que está desprendido de su envoltura corporal. No recobra sin embargo, su lucidez primitiva, hasta que la separación es completa, es decir cuando ya no existe lazo alguno entre el espíritu y el cuerpo».

 

382. ¿El espíritu encarnado sufre, durante la infancia, por la violencia que le hace la imperfección de sus órganos?

 

«No; este estado es una necesidad, es natural y conforme con las miras de la Providencia. Es un tiempo de descanso para el espíritu».

 

383. ¿Qué utilidad reporta al espíritu de pasar por el estado de la infancia?

 

«Encarnándose el espíritu con la mira de perfeccionarse, es más accesible, durante aquel tiempo, a las impresiones que recibe y que pueden favorecer su progreso, al que deben contribuir los que están encargados de su educación».

 

384. ¿Por qué el llanto es el primer grito del niño?

 

«Para excitar el interés de la madre y provocar los cuidados que le son necesarios. ¿No comprendes que, si sólo gritase de alegría, nadie se inquietaría por lo que necesita, cuando no sabe hablar aún? Admirad, pues, en todo la sabiduría de la Providencia».

 

385. ¿De dónde procede el cambio que se opera en el carácter a cierta edad, particularmente al salir de la adolescencia? ¿Es el espíritu el que se modifica?

 

«Es el espíritu que recupera su naturaleza y se muestra como era.

 

 

 

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí

 

 

Vocabulario espiritista, segunda parte marzo 9, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas, Vocabulario Espiritista.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

Véase también: Vocabulario espiritista, primera parte

 

Psycógrafo (del griego, “psuké”, mariposa, alma, y “grapho”, escribo). El que hace uso de la psycografía; médium escribiente.

 

Psycografía. Escritura de los Espíritus por la mano de un médium.

 

Psycofonía. Comunicación de los Espíritus por la voz de un médium parlante.

 

Reencarnación. Vuelta del Espíritu a la vida corporal; pluralidad de existencias.

 

Sematología (del griego, “semâ”, señal, y “logos”, discurso). Lenguaje de señales. Comunicación de los Espíritus por el movimiento de los cuerpos inertes.

 

Espirita. El que está en relación con el Espiritismo; partidario del espiritismo; el que cree en las manifestaciones de los Espíritus. “Un buen, un mal espirita, la doctrina espirita.

 

Espiritismo. Doctrina fundada sobre la creencia en la existencia de los Espíritus y en sus manifestaciones.

 

Espiritista. Esta palabra empleada en el principio para designar los adeptos del Espiritismo, no se ha consagrado por el uso; la palabra “espirita” ha prevalecido.

 

Espiritualismo. Se dice en el sentido opuesto al materialismo (academ.); creencia en la existencia del alma espiritual e inmaterial. “El espiritualismo es la base de todas las religiones”.

 

Espiritualista. Lo que tiene relación con el espiritualismo: partidario del espiritualismo. El que cree que todo en nosotros no es materia, es “espiritualista”, pero se puede ser “espiritualista” sin ser “espiritista”, lo que no implica de ningún modo la creencia en las manifestaciones de los Espíritus. Todo “espírita”, es necesariamente “espiritualista”, pero se puede ser “espiritualista” sin ser espiritista; el materialista no es ni lo uno ni lo otro. Se dice: la filosofía “espiritualista”. – Una obra escrita con las ideas “espiritualistas”. – Las manifestaciones “espíritas” son producidas por la acción de los Espíritus sobre la materia. – La moral “espírita” sale de la enseñanza dada por los Espíritus. – Hay “espiritualistas” que se ríen de las creencias “espiritistas”.En estos ejemplos la substitución de la palabra “espiritualista” a la palabra “espírita”, produciría una confusión evidente.

 

Stereotito (del griego “stereos”, sólido). Calidad de las apariciones tangibles.

 

Tiptor (del griego “tupto”, yo golpeo). Variedad de médiums aptos para la tiptología. “Médium tiptor”.

 

Tiptología. Lenguaje por golpecitos; modo de comunicarse los Espíritus. “Tiptología alfabética”.

 

Véase también: Vocabulario espiritista, primera parte

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Vocabulario espiritista, primera parte marzo 2, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Médiums, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas, Vocabulario Espiritista.
Tags: , , , , , , , ,
1 comment so far

Agènerè (del griego “à”, privativo, y “geine, geinomal”, engendrar; el que no ha sido engendrado). Variación de la aparición tangible; estado de ciertos Espíritus que puede revestir momentáneamente las formas de una persona viviente, a punto de hacer completa ilusión.

 

Erraticidad. Estado de los Espíritus errantes,es decir, no encarnados, durante los intervalos de sus existencias corporales. Espíritu. En el sentido especial de la doctrina espiritista, “los Espíritus son los seres inteligentes de la creación, que pueblan el universo fuera del mundo material y que constituyen el mundo invisible”. No son, pues, los seres de una creación particular, sino las almas de aquellos que han vivido sobre la Tierra o en otras esferas, y que han dejado su envoltura corporal.

 

Golpeador. Cualidad de ciertos Espíritus. Los Espíritus golpeadores son aquellos que revelan su presencia por golpes y ruidos de diferente naturaleza.

 

Medianímico. Cualidad del poder de los médiums. “Faculdad medianímica”.

 

Medianimidad. Facultad de los médiums. Sinónimo de “mediumnidad”. Estas dos palabras se emplean a menudo indiferentemente; si se quisiera hacer una distinción se podría decir que “mediumnidad” tiene un sentido más general y “medianimidad” un sentido más concreto. Hay el don de “mediumnidad”. “La medianimidad mecánica”.

 

Médium (del latin, “medium” medio, intermediario). Persona que puede servir de intermediario entre los Espíritus y los hombres.

 

Medianismo. Misión providencial de los médiums. Esta palabra ha sido creada por los Espíritus. (Véase capítulo 31; común. 12). “Mediumnidad”. (Véase Medianimidad).

 

Periespíritu (del griego, “perí”, alrededor). Envoltura semimaterial del Espíritu. En los encarnados sirve de lazo o intermediario entre el Espíritu y la materia; en los Espíritus errantes, constituye el cuerpo fluídico del Espíritu.

 

Pneumatografía (del griego, “pneuma”, aire, soplo, viento, espíritu y “grapho”, escribo). Escritura directa de los Espíritus sin el socorro de la mano del médium.

 

Pneumatofonía (del griego, “pneuma”, y de “phone”, sonido o voz). Voces de los Espíritus; comunicación oral de los Espíritus sin el socorro de la voz humana.

 

 

En la próxima semana: Vocabulario espiritista, segunda parte

 

 

Extraído del “Libro de los Médiums”, versión del sitio Dominio Público.

 

 

Editora Mensaje Fraternal,  Apartado Postal 22 28 Caracas 1010-A – Venezuela

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Médiums”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de este y de los demás Libros Básicos, haz clic aquí

Fatalidad febrero 23, 2009

Posted by My profile in Colunas, Conozca la doctrina Espirita, El Libro de los Espíritus, Estudios, Paz, Preguntas y Respuestas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

851. Existe fatalidad en los acontecimientos de la vida, según el sentido dado a aquella palabra, es decir, todos los sucesos están determinados anticipadamente, y si es así, ¿qué se hace el libre albedrío?

 

«La fatalidad existe sólo en virtud de la elección que ha hecho el espíritu, al encarnarse, de sufrir tal o cual prueba. Eligiéndola, se constituye una especie de destino, consecuencia de la misma posición en que se encuentra colocado. Hablo de las pruebas físicas; porque en cuanto a las morales y a la tentación, conservando el espíritu su libre albedrío en el bien y en el mal, es siempre dueño de ceder o de resistir. Un espíritu bueno, viéndole flaquear, puede venir en su ayuda; pero no influir en él hasta el punto de dominar su voluntad. Un espíritu malo, esto es, inferior, enseñándole y exagerándole un peligro físico, puede conmoverle y espantarle; pero no dejará por ello de quedar libre de toda traba a la voluntad del espíritu encarnado».

 

852. Hay personas a quienes parece perseguir la fatalidad, independientemente de su manera de obrar, ¿no forma parte de su destino la desgracia?

 

«Acaso son pruebas que deben sufrir y que han elegido; pero, os lo repito, vosotros achacáis al destino lo que a menudo no es más que una consecuencia de vuestra propia falta. Cuando te aflijan males, procura que tu conciencia esté pura, y estarás medio consolado».

 

Las ideas falsas o exactas que nos formamos de las cosas, nos hacen triunfar o sucumbir según nuestro carácter y posición social. Encontramos más sencillo y menos humillante a nuestro amor propio atribuir nuestros descalabros a la suerte o al destino que a nuestra propia falta. Si a veces contribuye a ello la influencia de los espíritus, podemos siempre substraernos a esa influencia, rechazando las ideas que nos sugieren, cuando son, malas.

 

853. Ciertas personas se libran de un peligro mortal para caer en otro, y parece que no podían escapar de la muerte. ¿No es esto la fatalidad?

 

«Sólo es fatal, en el verdadero sentido de la palabra, el instante de la muerte, llegado el cual, ya por uno, ya por otro medio, no podéis substraeros a él».

 

-Así, pues, cualquiera que sea el peligro que nos amenace, ¿no moriremos si no ha llegado aún nuestra hora?

 

«No, no perecerás, y de ello tienes miles de ejemplos; pero llegada tu hora de marchar, nada puede librarte. Dios sabe anticipadamente de qué clase de muerte sucumbirás, y a menudo también lo sabe tu espíritu; porque le es revelado, cuando elige tal o cual existencia».

 

854. ¿Síguese de la infalibilidad de la hora de la muerte que son inútiles las precauciones que se toman para evitarla?

 

«No; porque las precauciones que tomáis, os son sugeridas con la mira de evitar la muerte que os amenaza. Son uno de los medios para que no se verifique».

 

855. ¿Cuál es el objeto de la Providencia, haciéndonos correr peligros, que no han de producirnos consecuencias?

 

«El peligro que tu vida ha corrido es una advertencia que tú mismo has deseado, con el fin de alejarte del mal, y volverte mejor. Cuando te libras de él, estando aún bajo la influencia del peligro que has corrido, piensas más o menos decididamente, según la acción más o menos caracterizada de tus espíritus buenos, hacerte mejor de lo que eres. Al sobrevenir los espíritus malos (digo malos sobreentendiendo el mal que aún en ellos existe), te figuras que saldrás igualmente ileso de otros peligros, y dejas que tus pasiones se desenfrenen nuevamente. Por medio de los peligros que corréis, Dios os recuerda vuestra debilidad y la fragilidad de vuestra existencia. Si se examina la causa y naturaleza del peligro, se verá que, la mayor parte de las veces, sus consecuencias hubieran sido castigo de una falta cometida o de un deber descuidado. De este modo Dios os amonesta a que os reconcentréis en vosotros mismos y os corrijáis». (526-532)

 

 

 

Extraído del Libro de los Espíritus, Talleres Gráficos de Manuel Pareja

Montaña, Barcelona – España.

 

 

******

 

Para leer más:

 

– Sección Estudios – publicada todos los Lunes

 

– Sección Preguntas & Respuestas

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor del “Libro de los Espíritus”, haz clic aquí

 

– Conoce los demás libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

– Para hacer la descarga gratis y sin infringir leyes de derechos de autor de los Libros Básicos, haz clic aquí