jump to navigation

Oración para las personas que se han amado febrero 27, 2009

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Para las personas que se han amado, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO

 

Qué espantosa es la idea de la nada. Qué  dignos son de compasión los que creen que la voz del amigo que llora a su amigo se pierde en el vacío y no encuentra ningún eco que le responda. Jamás conocerán las puras y santas afecciones los que piensan que todo muere con el cuerpo; que el genio que ha iluminado el mundo con su vasta inteligencia es un juego de la materia que se extingue para siempre como un soplo; que del más querido ser, de un padre, de una madre o de un hijo adorado, sólo queda un poco de polvo que el tiempo disipa para siempre.

 

¿Cómo un hombre de corazón puede permanecer tranquilo con este pensamiento? ¿Cómo la idea de un aniquilamiento absoluto no le hiela de espanto y no le hace al menos desear que no sea así? Si hasta ese día su razón no le bastó para salir de dudas, he aquí que el Espiritismo viene a disipar toda incertidumbre sobre el futuro por las pruebas materiales que da de la sobrevivencia del alma y de la existencia de los seres de ultratumba. Así es que por todas partes son acogidas estas pruebas con alegría, y renace la confianza porque el hombre sabe de aquí en adelante que la vida terrestre sólo es un corto pasaje que conduce a una vida mejor, que sus trabajos en este mundo no se pierden para él, y que los afectos más santos no se rompen para siempre. (Cap. IV, número 18; cap. V, número 21).

 

ORACIÓN

 

Dignaos, ¡oh Dios!, acoger favorablemente la oración que os dirijo por el Espíritu de N… hacedle entrever vuestras divinas luces y que le sea más fácil el camino de la felicidad eterna. Permitid que los buenos Espíritus le lleven mis palabras y mi pensamiento.

 

Tú que me eras querido en este mundo, oye mi voz que te llama para darte un nuevo testimonio de mi afecto. Dios permitió que fueses liberado primero; no podría quejarme de ello sin egoísmo, porque sería estar afligido por no tener más para ti las penas y los sufrimientos de la vida. Espero, pues, com resignación el momento de nuestra reunión en el mundo más feliz en que me has precedido.

 

Yo sé que nuestra separación es momentánea y que por larga que pudiera parecerme, su duración se borra ante la eterna felicidad que Dios promete a sus elegidos. Que su bondad me preserve de hacer nada que pueda retardar este instante deseado, y que me ahorre de este modo el dolor de no volverte a encontrar al salir de mi cautiverio terrestre.

 

¡Oh! ¡Qué dulce y consoladora es la certeza de que sólo hay entre nosotros un velo material que te oculta de mi vista! Que puedas estar aquí, a mi lado, verme y oírme como otras veces y aún mejor que antes; que no me olvidarás como yo tampoco no te

olvidaré; que nuestros pensamientos no cesen de confundirse, y que el tuyo me siga y me sustente siempre.

 

Que la paz del Señor sea contigo.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

Anuncios

En el momento de dormirse febrero 20, 2009

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, En el momento de dormirse, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

PREFACIO:

 

El sueño es el descanso del cuerpo, pero el Espíritu no tiene necesidad de este descanso. Mientras los sentidos se adormecen, el alma se desprende en parte de la materia y goza de sus facultades de Espíritu. El sueño se le ha dado al hombre para reparar las fuerzas orgánicas y las fuerzas morales. Mientras el cuerpo recobra los elementos que ha perdido por la actividad de la vigilia, el Espíritu va a fortalecerse entre los otros Espíritus; con lo que se ve, con lo que oye y con los consejos que le dan, adquiere ideas, que vuelve a encontrar al despertar en estado de intuición; es el regreso temporal del desterrado a su verdadera patria; es el prisionero momentáneamente liberado.

 

Pero suele suceder, como con el prisionero perverso, que el Espíritu no siempre saca provecho de este momento de libertad para su adelantamiento; si tiene malos instintos, en vez de buscar la compañía de los buenos Espíritus busca la de sus semejantes y va a los lugares en donde puede dar libre curso a sus inclinaciones.

 

El que esté penetrado de esta verdad, que eleve su pensamiento en el momento en que quiera dormirse; que recurra a los consejos de los buenos Espíritus y de aquellos cuya memoria le es grata, a fin de que vengan a reunirse con él en el corto intervalo que se le concede, y al despertarse se sentirá más fuerte contra el mal y tendrá más valor contra la adversidad.

 

 

ORACIÓN:

 

Mi alma va a encontrarse por un instante con los otros Espíritus. Que vengan los buenos y me ayuden con sus consejos. Mi ángel de la guarda, haced que al despertar conserve de ellos una impresión saludable y duradera.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí