jump to navigation

Acto de sumisión y resignación octubre 11, 2013

Posted by My profile in Acto de sumisión y resignación, Conozca la doctrina Espirita, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO

 

Cuando nos alcanza un motivo de aflicción, si buscamos la causa encontraremos muchas veces que es consecuencia de nuestra imprudencia, de nuestra imprevisión, o

de nuestra acción anterior; en este caso, a nadie debemos culpar sino a nosotros mismos. Si la causa de una desgracia es independiente de toda participación nuestra, es una prueba para esta vida o la expiación de una existencia pasada y en este último caso, la naturaleza de la expiación puede hacernos conocer la naturaleza de la falta, porque siempre somos castigados por donde hemos pecado. (Cap. V, números 4, 6 y siguientes).

 

En lo que nos aflige, en general, sólo vemos el mal presente y no las consecuencias ulteriores favorables que esto puede tener. El bien es muchas veces consecuencia del mal pasajero, como la curación de un enfermo es el resultado de los medios dolorosos que se han empleado para obtenerla. En todos los casos debemos someternos a la voluntad de Dios y soportar con valor las tribulaciones de la vida, si queremos que se nos tome en cuenta y que se nos apliquen estas palabras de Cristo: “Bienaventurados los que sufren”. (Cap. V, número 18).

 

 

ORACIÓN:

 

¡Oh Dios! Sois soberanamente justo; todo sufrimiento en este mundo, debe, pues, tener su causa y su utilidad. Yo acepto el motivo de aflicción que acabo de experimentar como una expiación de mis faltas pasadas y una prueba para el futuro.

 

Buenos Espíritus que me protegéis, dadme fuerza para soportarla sin murmurar; haced que sea para mí una advertencia saludable, que aumente mi experiencia y que combata en mí el orgullo, la ambición, la necia vanidad y el egoísmo, y que todo contribuya para mi adelantamiento.

 

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Estás invitado a orar con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

Anuncios

Súplica a los ángeles guardianes y a los espíritus protectores octubre 5, 2013

Posted by My profile in A los ángeles guardianes y a los espíritus protectore, Conozca la doctrina Espirita, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO:

 

Todos tenemos un buen Espíritu que se une a nosotros desde el nacimiento y nos ha tomado bajo su protección. Cumple junto a nosotros la misión de un padre para con su hijo: la de conducirnos por el camino del bien y del progreso a través de las pruebas de la vida. Es feliz cuando correspondemos a su solicitud; sufre cuando nos ve sucumbir. Su nombre nos importa poco, porque puede ser que no tenga nombre conocido en la Tierra; lo invocamos como nuestro ángel guardián, nuestro buen genio; podemos también invocarlo con el nombre de un Espíritu superior cualquiera por el que sintamos más simpatía.

 

 

Además de nuestro ángel guardián, que siempre es un Espíritu superior, tenemos a los Espíritus protectores, que no por ser menos elevados, son menos buenos y benévolos; éstos son o parientes o amigos, o algunas veces personas que nosotros no hemos conocido en nuestra existencia actual. Frecuentemente, nos asisten con sus consejos y con su intervención en los actos de nuestra vida.

 

Los Espíritus simpáticos son aquellos que se unen a nosotros por cierta semejanza de gustos y de inclinaciones; pueden ser buenos o malos, según la naturaleza de las inclinaciones que les atraen hacia nosotros.

 

Los Espíritus seductores se esfuerzan en desviarnos del camino del bien, sugiriéndonos malos pensamientos. Se aprovechan de todas nuestras debilidades, que son como otras tantas puertas abiertas que les dan acceso a nuestra alma. Los hay que se encarnizan con nosotros como con una presa, pero se alejan cuando reconocen que no pueden luchar contra nuestra voluntad.

 

Dios nos dio un guía principal y superior en nuestro ángel de la guarda, y guías secundarios en nuestros Espíritus protectores y familiares; pero es un error creer que tenemos forzosamente un mal genio colocado cerca de nosotros para contrarrestar las buenas influencias. Los malos Espíritus vienen voluntariamente según encuentren acceso en nosotros por nuestra debilidad o por nuestra negligencia en seguir las inspiraciones de los buenos Espíritus; por tanto, somos nosotros quienes los atraemos. De esto resulta que nadie está jamás privado de la asistencia de los buenos Espíritus y que depende de nosotros apartar a los malos. Siendo el hombre la primera causa de las miserias que sufre por sus imperfecciones, muchas veces él mismo, es su propio mal genio. (Cap. V, número 4).

 

 

La oración a los ángeles guardianes y a los Espíritus protectores debe tener por objeto solicitar su intervención ante Dios, y pedirles fuerza para resistir a las malas sugestiones y su asistencia en las necesidades de la vida.

 

ORACIÓN:

 

Espíritus sabios y benévolos, mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los hombres y conducirles por el buen camino; sostenedme en las pruebas de esta vida, dadme fuerzas para sufrirlas sin murmurar; desviad de mí los malos pensamientos y haced que no dé acceso a ninguno de los malos Espíritus que intenten inducirme al mal. Iluminad mi conciencia para que pueda ver mis defectos, separad de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme verlos y confesármelos a mí mismo.

Vos sobre todo, N… , mi ángel de la guarda, que veláis más particularmente y vosotros, Espíritus protectores que os interesáis por mí, haced que me haga digno de vuestra benevolencia. Conocéis mis necesidades, que ellas sean satisfechas según la voluntad de Dios.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

Oración para un criminal abril 23, 2010

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Para un criminal, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO:

Si la eficacia de las oraciones fuese proporcional a su tamaño, las más extensas deberían ser reservadas a los culpables, porque tienen mayor necesidad que los que vivieron santamente. Rehusarlas a los criminales es faltar a la caridad y desconocer la misericordia de Dios; creerlas inútiles, porque un hombre haya cometido tal o cual falta, es prejuzgar la justicia del Altísimo. (Cap. XI, número 14).

ORACIÓN:

Señor, Dios de misericordia, no rechacéis a este criminal que acaba de dejar la Tierra; la justicia de los hombres pudo condenarle, pero no por esto se salva de vuestra justicia, si su corazón no se ha conmovido por un sincero arrepentimiento.

Quitadle la venda que le oculta la gravedad de sus faltas. ¡Que con su arrepentimiento encuentre gracia ante vos y que se alivien los sufrimientos de su alma! ¡Que nuestras oraciones y la intervención de los buenos Espíritus puedan darle la esperanza y el consuelo! Inspiradle el deseo de reparar sus malas acciones en una nueva existencia y dadle fuerza para que no sucumba en las nuevas luchas que emprenderá.

¡Señor, tened piedad de él!

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

Por favor ore con nosotros – haz clic aquí y conoce las oraciones que ya publicamos en este blog.

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

Carta a Jesús mayo 8, 2009

Posted by My profile in Carta a Jesús, Conozca la doctrina Espirita, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

De Cairbar Schutel

Mi Maestro y Señor Jesús.

¡Alabado sea tu santo espíritu!

En los momentos penosos de mi vida tengo buscado a ti y nunca he dejado de merecer Tu misericordia.

En los momentos de alegría y abundancia de mi vida, nunca he dejado de darte gracias y cantarte alabanzas a Tu incomparable Espíritu.

Ayúdame, Señor, en mis deficiencias, rellena mis fallas, llena mis claros con Tu beneplácito y no permitas que por mis incorrecciones sea Tu Doctrina escandalizada y Tu palabra maculada.

Soy Tu discípulo y te amo como el perro fiel ama a su dono. Soy niño ignorante. ¡Tiene compasión de mí!

Bendice a todos los Espíritus, mis hermanos, que me sostienen y dales fuerzas para que operen conmigo Tu amor.

Alabado sea Dios, nuestro Padre Celestial, a quien conozco, Señor, por Tu intermedio, y a quien amo y adoro, si guardo Tu precepto.

 

Oración contenida en la obra “Preces Espíritas”, de Cairbar Schutel, 1987 (Casa Editora O Clarim, Brasil).

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

A los ángeles guardianes y a los espíritus protectores abril 24, 2009

Posted by My profile in A los ángeles guardianes y a los espíritus protectore, Conozca la doctrina Espirita, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO:

 

Todos tenemos un buen Espíritu que se une a nosotros desde el nacimiento y nos ha tomado bajo su protección. Cumple junto a nosotros la misión de un padre para con su hijo: la de conducirnos por el camino del bien y del progreso a través de las pruebas de la vida. Es feliz cuando correspondemos a su solicitud; sufre cuando nos ve sucumbir. Su nombre nos importa poco, porque puede ser que no tenga nombre conocido en la Tierra; lo invocamos como nuestro ángel guardián, nuestro buen genio; podemos también invocarlo con el nombre de un Espíritu superior cualquiera por el que sintamos más simpatía.

 

 

Además de nuestro ángel guardián, que siempre es un Espíritu superior, tenemos a los Espíritus protectores, que no por ser menos elevados, son menos buenos y benévolos; éstos son o parientes o amigos, o algunas veces personas que nosotros no hemos conocido en nuestra existencia actual. Frecuentemente, nos asisten con sus consejos y con su intervención en los actos de nuestra vida.

 

Los Espíritus simpáticos son aquellos que se unen a nosotros por cierta semejanza de gustos y de inclinaciones; pueden ser buenos o malos, según la naturaleza de las inclinaciones que les atraen hacia nosotros.

 

Los Espíritus seductores se esfuerzan en desviarnos del camino del bien, sugiriéndonos malos pensamientos. Se aprovechan de todas nuestras debilidades, que son como otras tantas puertas abiertas que les dan acceso a nuestra alma. Los hay que se encarnizan con nosotros como con una presa, pero se alejan cuando reconocen que no pueden luchar contra nuestra voluntad.

 

Dios nos dio un guía principal y superior en nuestro ángel de la guarda, y guías secundarios en nuestros Espíritus protectores y familiares; pero es un error creer que tenemos forzosamente un mal genio colocado cerca de nosotros para contrarrestar las buenas influencias. Los malos Espíritus vienen voluntariamente según encuentren acceso en nosotros por nuestra debilidad o por nuestra negligencia en seguir las inspiraciones de los buenos Espíritus; por tanto, somos nosotros quienes los atraemos. De esto resulta que nadie está jamás privado de la asistencia de los buenos Espíritus y que depende de nosotros apartar a los malos. Siendo el hombre la primera causa de las miserias que sufre por sus imperfecciones, muchas veces él mismo, es su propio mal genio. (Cap. V, número 4).

 

 

La oración a los ángeles guardianes y a los Espíritus protectores debe tener por objeto solicitar su intervención ante Dios, y pedirles fuerza para resistir a las malas sugestiones y su asistencia en las necesidades de la vida.

 

ORACIÓN:

 

Espíritus sabios y benévolos, mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los hombres y conducirles por el buen camino; sostenedme en las pruebas de esta vida, dadme fuerzas para sufrirlas sin murmurar; desviad de mí los malos pensamientos y haced que no dé acceso a ninguno de los malos Espíritus que intenten inducirme al mal. Iluminad mi conciencia para que pueda ver mis defectos, separad de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme verlos y confesármelos a mí mismo.

Vos sobre todo, N… , mi ángel de la guarda, que veláis más particularmente y vosotros, Espíritus protectores que os interesáis por mí, haced que me haga digno de vuestra benevolencia. Conocéis mis necesidades, que ellas sean satisfechas según la voluntad de Dios.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

Si usted lo puede abril 22, 2009

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Mensajes, Paz.
Tags: , , , , , , , , , , ,
add a comment

Si usted lo puede, hoy aún:

 

 

Olvide contratiempos y muestre una sonrisa más amplia para aquellos que le comparten la vida;

 

Confiera más un toque de felicidad y belleza en su recinto doméstico;

 

Haga la visita, mismo ligera, al enfermo que usted desea reconfortar;

 

Escribe, aunque sea simple nota, transmitiendo esperanza y tranquilidad, a favor de alguien;

 

Mejore a sus conocimientos, en el sector de trabajo en que esté empleando a su tiempo;

 

Extended algo más de optimismo y de alegría a los que se queden en sus plazas de convivencia;

 

Busque olvidar – pero olvidar mismo – todo lo que se haga motivo de tristeza o aburrimiento.

 

Lea alguna página edificante y escuche música que pacifique el corazón;

 

Dedique algunos minutos a la meditación y a la oración;

 

Practique, por lo menos, una buena acción sin contarlo a nadie.

 

Estas indicaciones de apoyo espiritual, si son observadas, harán gran bien a los otros, pero especialmente a usted mismo.

 

 

André Luiz (espíritu) / Chico Xavier (médium)

 

Del libro “Respostas da Vida” (Respuestas de la vida), publicaciones IDEAL

 

Oración para pedir la fuerza de resistir a una tentación abril 17, 2009

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Para pedir la fuerza de resistir a una tentación, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

 

PREFACIO

 

Todo mal pensamiento puede tener dos orígenes: la propia imperfección de nuestra alma, o una funesta influencia que actúe sobre ella; en este último caso, es siempre indicio de una debilidad que nos hace propios para recibir esta influencia y por consiguiente, de un alma imperfecta; de tal modo, que el que comete una falta, no podría dar por excusa la influencia de un Espíritu extraño, puesto que este Espíritu no le habría inducido al mal si lo considerase inaccesible a la seducción.

 

Cuando un mal pensamiento surge en nosotros, podemos, pues, suponer que un Espíritu malévolo nos está induciendo al mal y al cual estamos enteramente libres para acceder o resistir, como si se tratara de las instigaciones de una persona viviente. Al mismo tiempo, debemos imaginarnos a nuestro ángel guardián o Espíritu protector, que por su parte, combate en nosotros la mala influencia, y espera con ansiedad la decisión que vamos a tomar. Nuestra vacilación en hacer el mal es la voz del Espíritu bueno que se hace oír por la conciencia.

 

Se reconoce que un pensamiento es malo cuando se aparta de la caridad, que es la base de toda verdadera moral; cuando tiene por principio el orgullo, la vanidad o el egoísmo; cuando su realización puede causar un perjuicio cualquiera a otro; cuando, en fin, nos induce a hacer a los otros cosas que no quisiéramos que nos hicieran a nosotros. (Cap. XXVIII, número 15; cap. XV, número 10).

 

 

ORACIÓN:

 

Dios Todopoderoso, no me dejéis sucumbir a la tentación que tengo de cometer una falta. Espíritus benévolos que me protegéis, desviad de mí este mal pensamiento y dadme la fuerza de resistir a la sugestión del mal. Si sucumbo, habré merecido la expiación de mi falta, tanto en esta vida como en la otra, porque soy libre para elegir.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

 

 

Cuando llegue la probación abril 15, 2009

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Mensajes, Paz.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

Cuando la probación alcance nuestro círculo personal, recurramos a la oración, comprendiendo que la oración ni siempre cambiará los acontecimientos alrededor de nosotros, pero siempre irá renovarnos por dentro, iluminándonos el corazón a fin de que sepamos trillar el camino seguro de nuestro propio perfeccionamiento para la sublimación, ante las Leyes de Dios. 

 

 

Emmanuel / Chico Xavier (Médium), del libro “Muchas Moradas”

Acción de gracias después de haber salido de un peligro abril 10, 2009

Posted by My profile in Acción de gracias después de haber salido de un peligro, Conozca la doctrina Espirita, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , ,
add a comment

PREFACIO:

 

 

                   Por los peligros que corremos, Dios nos enseña que de un momento a otro podemos ser llamados a dar cuenta del empleo que hemos hecho de la vida; de este modo nos advierte para que nos concentremos y nos enmendemos.

 

 

ORACIÓN:

 

                        ¡Oh Dios! y vos mi ángel de la guarda, os doy las gracias por el socorro que me habéis enviado cuando el peligro me amenazaba. Que este peligro sea para mí una advertencia que me esclarezca sobre las faltas que han podido conducirme a él. Comprendo, Señor, que mi vida está en vuestras manos y que podéis quitármela cuando os plazca. Inspiradme por los buenos Espíritus que me asisten, el pensamiento de emplear útilmente el tiempo que me concedes aún en este mundo.

 

                        Mi ángel de la guarda, sostenedme en la resolución que tomo de reparar mis agravios y de hacer todo el bien que estuviere en mi poder, con el fin de llegar con menos imperfecciones al mundo de los Espíritus cuando quiera Dios llamarme.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

 

 

Oraciones para los Enfermos abril 3, 2009

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Paz, Por los enfermos, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
1 comment so far

1) Para que la diga el enfermo:

 

Señor, sois todo justicia; la enfermedad que habéis querido enviarme debo merecerla, porque jamás hacéis sufrir sin causa. Para mi curación, yo me entrego a vuestra infinita misericordia; si os place volverme la salud, que vuestro santo nombre sea bendito; si por el contrario debo sufrir aún, que así mismo sea bendito; me someto sin murmurar a vuestros divinos decretos, porque todo lo que haréis no puede tener otro objeto que el bien de vuestras criaturas.

 

Haced, Dios mío, que esta enfermedad sea para mí un aviso saludable y me lleve a meditar sobre mí mismo; la acepto como una expiación del pasado y como una prueba de mi fe y sumisión a vuestra santa voluntad.

 

 

2) Para el enfermo:

 

Dios mío, vuestros designios son impenetrables, y en vuestra sabiduría creísteis un

deber afligir a N… con la enfermedad. Os suplico echéis una mirada de compasión sobre sus sufrimientos y os dignéis ponerles un término.

 

Buenos Espíritus, ministros del Todopoderoso, os ruego que secundéis mi deseo de aliviarle; dirigid mi pensamiento, a fin de que vaya a derramar un bálsamo saludable en su cuerpo y el consuelo en su alma.

 

Inspiradle la paciencia y la sumisión a la voluntad de Dios, dadle fuerza para sobrellevar sus dolores con resignación cristiana a fin de que no se pierda el fruto de esta prueba.

 

 

3) Para ser pronunciada por el médium de curación:

 

Dios misericordioso, si os dignáis serviros de mí, aun cuando soy indigno puedo curar este sufrimiento si tal es vuestra voluntad, porque tengo fe en vos; sin vos nada puedo. Permitid a los buenos Espíritus que me penetren con su fluido saludable, a fin de que lo trasmita a este enfermo, y alejad de mí todo pensamiento de orgullo y de egoísmo que pudiera alterar su pureza.

 

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Por favor ore con nosotros.

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí