jump to navigation

Para las almas que sufren y piden oraciones noviembre 21, 2008

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Para las almas que sufren y piden oraciones, Paz, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO:

 

Para comprender el alivio que la oración puede proporcionar a los Espíritus que sufren, es menester referirse a su modo de acción, que se ha explicado anteriormente. (El Evangelio Según el Espiritismo, Cap. XXVII, números, 9, 18 y siguientes). El que está compenetrado de esta verdad ora con más fervor por la certeza de que no ora en vano.

 

ORACIÓN:

 

Dios clemente y misericordioso, que vuestra bondad se extienda sobre todos los Espíritus que desean nuestras oraciones y particularmente sobre el alma de N…

 

Buenos Espíritus cuya única ocupación es el bien, interceded conmigo para su alivio. Haced que resplandezca a sus ojos un rayo de esperanza, y que la divina luz les ilumine y les haga ver las imperfecciones que les alejan de la morada de los felices. Abrid su corazón al arrepentimiento y al deseo de depurarse para acelerar su adelantamiento. Hacedles comprender que por su esfuerzo pueden abreviar el tiempo de sus pruebas.

 

¡Qué Dios, en su bondad les dé fuerza para perseverar en sus buenas resoluciones! Que estas palabras benévolas puedan mitigar sus penas demostrándoles que en la Tierra hay seres que saben compadecerse de ellos y que desean su felicidad.

 

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Ore con nosotros – todos los Viernes, una nueva súplica

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí

Anuncios

Oración por un suicida noviembre 7, 2008

Posted by My profile in Conozca la doctrina Espirita, Paz, Por un suicida, Súplicas.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

PREFACIO

 

El hombre no tiene nunca el derecho de disponer de su propia vida, porque sólo a Dios corresponde sacarle del cautiverio terrestre cuando lo juzgue oportuno. Sin embargo, la justicia divina puede calmar sus rigores a favor de las circunstancias, pero reserva toda la severidad para aquel que quiso sustraerse a las pruebas de la vida. El suicida es como el prisionero que se evade la prisión antes de cumplir la condena y a quien cuando es vuelto a capturar se le detiene con más severidad. Lo mismo sucede con el suicida que cree escapar de las miserias presentes y se sumerge en desgracias mayores.

 

ORACIÓN:

 

Sabemos, Dios mío, la suerte reservada a los que violan vuestras leyes acortando voluntariamente sus días; pero sabemos también que vuestra misericordia es infinita; dignaos derramarla sobre el alma de N… ¡Que nuestras oraciones y vuestra conmiseración endulcen la amargura de los padecimientos que sufre por no haber tenido el valor de esperar el fin de sus pruebas!

 

 

Buenos Espíritus cuya misión es asistir a los infelices, tomadle bajo vuestra protección; inspiradle el arrepentimiento de su falta y que vuestra asistencia le dé la fuerza de soportar con más resignación las nuevas pruebas que tendrá que sufrir para repararla. Separad de él a los malos Espíritus que podrían de nuevo llevarlo al mal y prolongar sus sufrimientos, haciéndole perder el fruto de sus futuras pruebas.

 

 

Tú, cuya desdicha es el objeto de nuestras oraciones, ¡que nuestra conmiseración endulce tus amarguras y haga nacer en ti la esperanza de un porvenir mejor! Este porvenir está en tus manos; confía en la bondad de Dios, cuyo seno está abierto a todos los arrepentidos, y sólo permanece cerrado a los corazones endurecidos.

 

 

Esta oración se encuentra en el “Evangelio Según el Espiritismo”.

 

Ore con nosotros – todos los Viernes, una nueva súplica

 

Conoce los libros básicos de la Doctrina Espirita Cristiana – haz clic aquí